Sucre

San Felipe Neri, una imagen de Sucre desde la historia

Visita guiada a S. Felipe Neri
EL COLEGIO MARÍA AUXILIADORA GUIÓ LA VISITA. 
VISITAS: San Felipe Neri ofrece fabulosas vistas de la ciudad; se abre a la visita de propios y extraños desde las 14:00, de lunes a sábado.

Una exhibición retrospectiva sobre el colegio María Auxiliadora desde sus inicios se llevó adelante ayer, en el oratorio San Felipe Neri, como parte de las actividades curriculares de la unidad educativa salesiana.   

El  investigador y profesor de historia del colegio, Norberto Benjamín Torres, indicó que como cada año las alumnas de cuarto, quinto y sexto de secundaria se preparan para llegar a los visitantes con una museografía diferente en inglés y español. En su segunda y última exposición de 2018 se enfocaron en el origen del colegio con la congregación de Santa Teresa.

En el acto de inauguración de la exposición “Adhuc tempo” (Estamos a tiempo), la encargada del archivo de la unidad educativa, sor Sandra Paredes, a nombre de la directora Ruby Villa, recordó que la actividad en el claustro, inició  como el Precioso Convento que albergaba a los Frailes Filipenses; más adelante fue entregado al Arzobispado, luego a las señoritas salesianas que fundaron el colegio Santa Teresa y finalmente a la congregación de las Hijas de María Auxiliadora.

Ayer se pusieron a disposición varios recuerdos de las ex promociones, como fotografías, periódicos, revistas, certificados y otros, empero quizá lo más significativo fue la exhibición del estandarte del colegio Santa Teresa, que según el profesor es el único registro tangible del colegio teresiano, que tuvo vigencia entre 1965 y 1974. Ya desde 1975 hubo una transición usando ambos nombres de los establecimientos, quedando como María Auxiliadora desde 1980.

En la actualidad, San Felipe Neri es atrayente por su imponente infraestructura que después del terremoto de 1948 es la segunda vez que se atraviesa por una intervención realizada por expertos, es la imagen de la ciudad y es utilizada por instituciones, empresas, eventos, pero se conoce poco desde su historia.  Su difusión es un trabajo que queda por reforzar, añadió el investigador.

En varias ocasiones, San Felipe Neri perdió parte de su patrimonio por robos, por ello casi todos sus tesoros están resguardados en el museo de la Catedral, sin embargo entre sus pasillos y salones se observan por lo menos una docena de cuatros en los que destacan los retratos del arequipeño Antonio Tambino Larrea, uno de los fundadores del Oratorio; Fray Antonio José de San Alberto, creador del Oratorio (1794) y gestor para que la orden filipense llegase desde Lima, y del obispo Manuel de Rojas y Arandoña, quien donó los terrenos para su construcción.

“La historia es lo que tenemos, que no se puede trasladar a ningún lugar, es la que nosotros recuperamos y revivimos con relatos, con la memoria oral de la gente que pudo haber estado y la parte documental”, añadió.

Tras el acto de apertura donde bailó el Ballet Folclórico Municipal, universitarios de San Francisco Xavier y de unidades educativas salesianas apreciaron el patrimonio durante el recorrido.

 

[Fuente: Correo del Sur (21-10-18)]

[ImagenMUSEO. Estudiantes de universidad y colegiales apreciaron el tesoro patrimonial]