Tarija

Salinas, Tarija, revivió un momento de la historia misional de la región

Al son de canciones litúrgicas acompañadas de un órgano portátil, unos 50 jinetes y un centenar de comunarios de Salinas protagonizaron el viernes una antigua procesión hacia el templo del lugar en el que se encuentra la imagen de la Virgen del Rosario. Allí, luego de la misa, un grupo orquestal de cuerdas y flauta interpretó la sonata barroca chiquitana número 18.

El evento se llevó a cabo en el marco de las II Jornadas Misionales organizado por el Centro Eclesial de Documentación, la Fundación Lorenzo Calzavarini “Raíces Tarixa” y las comunidades del Valle de Salinas, lugar donde los sacerdotes franciscanos propagaron la palabra de Dios y cultivaron la música sacra.

La concentración se realizó en la escuela del lugar, a kilómetro y medio del templo, la romería partió a la cabeza del padre misionero Jesús Galeote, el corregidor Eduardo Ávila portó la Santa Cruz, detrás de ellos los hombres presididos por Policarpio Donaire, portador del primer estandarte, luego los niños con el menor Jorge Fernández que llevó el segundo y finalmente las mujeres conducidas por la portadora del tercer pendón Zenobia Donaire.

Liturgia
Delante de todos, cuatro varones cargaban en andas un órgano, réplica de los que se utilizaban en esa época y ejecutado por su constructor Amado Cadena,que acompañó la procesión con canciones usadas en la liturgia tradicional como “Juntos como hermanos” y “Tu has venido a la orilla” por un camino bordeado de guaraguayes de flores amarillas, bambúes, tuscas, churquis y th’alas.

Luego de llegar al templo y saludar a la Virgen del Rosario, la comitiva realizó la solemne procesión alrededor de la explanada que se encuentra frente a la iglesia y al salir, Nicolás Altamirano, coplero llegado de Catamarca interpretó la primera “saeta” (canto religioso tradicional interpretado fundamentalmente en este tipo de rituales).

Una voz que se instalaba en todos los resquicios de la naturaleza del lugar entonó con profunda entonación: “Cristo sale por las calles / Hecho varón de dolores / Convidando con su gracia / A todos los pecadores. La procesión dio una vuelta al espacio y se detenía en cada esquina para nuevamente entonar una saeta.

De retorno al templo se celebró la misa que como fondo musical tuvo al “Jesús, alegría del hombre” de Bach y el Ave María de Schubert interpretados en el órgano por Cadena. Las canciones de acompañamiento las interpretaba el grupo Los del Sur.

En el momento de la homilía se dio lectura a un fragmento del sermón de Las Salinas en honor a la Virgen del Rosario predicado en 1787 en dicha Iglesia por el padre Coma juncosa. En la prédica, el padre recordó que el misionero tenía como tarea la conversión a la fe cristiana.

Finalizada la misa vino el turno del cuarteto de cuerdas y flauta traversa “Tarixa Concertare” que, luego de al menos 228 años, inundó de notas musicales barrocas la capilla que resultó pequeña por la afluencia de la gente del lugar.

En primer término interpretaron la sonata barroca chiquitana número 18, luego un par de fragmentos del concierto número 2 Opus 2 de Vivaldi para violín y la Badinerie de la Suite Orquestal número 2 de Bach. El grupo está integrado por Luiz do Amaral, y Valentina Janco en los violines, Juan Carlos Martínez en la viola, ValorieVoight con el cello y Beto Martínez con la flauta traversa.