La Paz

SACERDOTE JESUITA ENFRENTA JUICIO INJUSTO POR INCITACIÓN AL RACISMO

El sacerdote jesuita José Gramunt de Moragas, director de la Agencia de Noticias Fides (ANF) es acusado de incitación al racismo, por el Ministerio de Gobierno.

La acusación se origina en un  discurso de Morales del 15 de agosto, cuando dijo: “En el oriente boliviano, donde todo el año se produce, yo digo solamente por falta de voluntad podemos ser tan pobres o no poder tener alimento, mientras en el Altiplano (occidente) es diferente: si hay helada, si no hay lluvia, si hay granizada, no hay alimento, es una verdad eso, pero en el oriente no, sólo por flojos podemos hambrear”.

A raíz de estas declaraciones algunos medios de comunicación interpretaron las declaraciones y titularon la nota como “Evo dice que si se hambrea en el oriente es por flojera”, “Evo acusa de flojos a los habitantes del oriente” y “Morales opina que el oriental es flojo y le critican por discriminador”.

El director de ANF repitió una y mil veces que la fiscalía se equivoca al conminar al ‘sindicado’ para que se presente a declarar en el juicio penal entablado por la autoridad gubernamental. Es de esperar que el fiscal designado para este engorroso caso aclare las confusiones, con equidad y buena fe, dijo el sacerdote jesuita en su artículo titulado “Periodistas al banquillo”
En este marco el sacerdote fue llamado a comparecer ante la fiscalía ayer lunes 29 de octubre, donde desconoció  la competencia del Ministerio Público para enjuiciar a los medios de comunicación y negó que ese medio haya incitado al racismo contra el presidente Evo Morales.

“Absolutamente no, no corresponde a la justicia ordinaria (procesar a ANF, El Diario y Página Siete), corresponde al Tribunal de Imprenta”, remarcó el sacerdote tras prestar su indagatoria en la Fiscalía en horas de la tarde, según dieron a conocer algunos medios de prensa.