Análisis

Rincón Vocacional: “El llamado no se da por celular sino por el corazón”

PARA TI, JOVEN…

Muchos somos los llamados, pocos los escogidos (Mt 22,14) La vocación no depende de terceras personas puesto que la respuesta es personal. 

Es muy interesante la vida de seminarista: diríamos que es un mundo pequeño de grandes cosas por descubrir.

Muchos pensarán y piensan que el Seminario es un lugar donde todo es oración y todo es aburrido. ¡Pues no es así! El que piense de manera negativa está en un error. Fijémonos en la imagen del último encuentro de los jóvenes con el Santo Padre, Papa Francisco, en Río de Janeiro (Brasil). Miremos al niño que llorando abrazó al Papa y le dijo: quiero ser sacerdote.

Jóvenes: no se compliquen a la hora de responder al Señor y darle el primer fruto de la semilla que Él plantó en su corazón.

Hace cuatro meses, y unos días más, el Seminario San Cristóbal de la Arquidiócesis de Sucre, que acogía a cinco seminaristas de Tarija y Chuquisaca, vivió una experiencia dramática. Estos jóvenes sufrieron un accidente de tránsito en el que tres de ellos fallecieron y otro permanece en una silla de ruedas.

Uno se pone a pensar: ¡es acaso un aviso PARA TI, JOVEN! O más bien es un aviso para todos los cristianos, para que animen a muchos a que se acerquen al Señor y den su respuesta al llamado. Él nos muestra muchas pruebas. Creemos que la comentada arriba es una de ellas. Con este ejemplo no queremos haceros pensar que es un riesgo estar en el Seminario. Más bien deseamos que te pongas ante el Señor y le digas, con confianza: SÍ.

Dios no te llamará a ese lujoso NOKIA, XPERIA, SONY o SAMSUNG que posees. Ni mucho menos al número fijo que tal vez tengas en tu casa. NO. Él te llama por medio del corazón. Así, pues, no le hagas esperar y dile que SÍ.

Sin más, nos despedimos con una conocida frase que el Santo Cura de Ars dirigió a un niño que le mostraba el camino de su futura Parroquia:

Tú me mostraste el camino hacia Ars… ¡pues yo te mostraré el camino al Cielo!

Ariel Cruz y Jorge Arancibia (seminaristas chuquisaqueños en Cochabamba)