Internacional

Respeto, fraternidad y humanismo para cambiar la economía

Con la bienvenida del Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral y de las autoridades civiles y religiosas en Asís, comenzó en la tarde del 19 de noviembre, The Economy of Francesco, el evento internacional en el que participan más de 2.000 jóvenes empresarios y economistas de todos los continentes.

Hoy más que nunca el mundo espera una nueva economía. De esto están convencidos los jóvenes protagonistas de la Economía de Francisco, el evento internacional online iniciado hoy desde el corazón de Asís, que reúne a empresarios y economistas con menos de 35 años. En conexión con los jóvenes del mundo, desde la Basílica de San Francisco, dos jóvenes presentadores, abrieron la primera cita de los tres días de encuentro, transmitido en directo y con conexiones streaming. “Hoy estamos aquí, después del inicio de esta pandemia”, afirmaron, “queremos vivir estos días pensando en los enfermos de covid, dediquemos la Economía de Francisco a ellos”.

Un video, realizado gracias al trabajo de jóvenes guatemaltecos, dio a conocer los rostros de los participantes, procedentes de 120 países, sobre todo de Italia, Brasil, Estados Unidos, Argentina, España, Portugal, Francia, México, Alemania y Reino Unido.

A continuación, el mensaje en video de los chicos de ATD Cuarto Mundo, titulado ​“Listen to the cry of the poorest to transform the earth”, renovó la invitación a poner de nuevo al hombre y al planeta en el centro, a crear oportunidades, sin dejar a nadie en la calle.

Durante las cuatro horas de encuentro, los jóvenes economistas, empresarios, estudiantes y “changemakers” de los distintos continentes, conectados a través de una plataforma virtual, dialogaron con oradores internacionales, compartiendo sus experiencias. A lo largo de la tarde, la extensa sesión digital se alternó con imágenes desde Asís, videos y música, hasta concluir con una obra de teatro: “El retorno del Principito”.

San Francisco, ejemplo de “economista”

Con las palabras del Canto del Hermano Sol, compuesto por San Francisco en el paisaje verde de San Damián, el obispo de Asís y Presidente de Comité organizador del evento, monseñor Domenico Sorrentino,  fue el primero en saludar a los jóvenes participantes, agradeciéndoles también por su compromiso de generosidad, sin desanimarse por la prueba de la pandemia.

“Les doy la bienvendida como el obispo Guido que acogió a san Francisco años atrás”, les dijo.

En un breve discurso en inglés, monseñor Sorrentino agradeció al Papa por su intuición y orientación y a San Francisco, que había comprendido que el dinero era solo un instrumento, para construir una economía en favor de los últimos y para el bien de todos. “Con su desnudez, – afirmó – Francisco manifiesta una ‘economía alternativa’, “es el ‘economista’, en el que se quieren transformar todos ustedes”.

Turkson:  crear modelos económicos incluyentes

Inaugurando también el encuentro, siguieron las palabras del cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral.  Subrayando el “gran significado” del evento, también él evidenció la fuerza de los jóvenes, quienes, a pesar de la pandemia, “no se desanimaron, dando inicio a una red para promover el cambio”. “Eligieron ayudar a la Iglesia desarrollando una economía diferente y sostenible. Gracias por su perseverancia”, les dijo.

El prelado recordó además la necesidad de crear modelos económicos incluyentes, pasando de una economía liquida a una social, que invierte en la persona, “el que significa que no es un caso que el evento tenga lugar en Asís”, porque “Francisco es inspiración de paz y de amor social”.

Refiriéndose a la “riqueza necesaria para sanar el mundo”, relató que el Dicasterio que dirige trabaja para crear “empresas sólidas”, “empleos dignos,  que todos necesitan”.  Y subrayó la necesidad de crear comunidades de personas que trabajan en un cuerpo único y la importancia de hacer fructificar los talentos, para que todos sean reconocidos como grandes actores.

“Gracias – dijo concluyendo – por traer esperanza a muchos de nosotros que aún estamos desesperados, y por traer fe en una economía diferente que sembrará la amistad y traerá armonía entre los hijos de Dios”.

Un viaje de Asís al mundo y del mundo a Asís

“La ciudad de San Francisco y Santa Clara los acoge”, fueron las palabras de bienvenida a los jóvenes protagonistas de la Economía de Francisco del Alcalde de Asís, Stefania Proietti.

“Ustedes pueden cambiar el ‘motor’ de nuestro desarrollo”, afirmó, “el respeto, la fraternidad y el humanismo deben ser el nuevo carburante”.

Recordando que la pandemia cambió la vida de todos los países causando una emergencia internacional, subrayó que esto no apagó la necesidad de una “nueva economía”, dándonos cuenta de que todo está conectado.

“El tiempo es más fuerte que el espacio – dijo – y la chispa del Papa se difundirá nutrida por vuestra extraordinaria energía”, en una reacción a cadena.

Construir un sistema económico que no produzca más víctimas

Finalmente, el saludo de la Doctora Francesca Di Maolo, Presidente del Instituto Serafico, dedicado a San Francisco, que se ocupa de niños y jóvenes discapacitados.

“Estamos luchando contra el coronavirus y como el sistema económico actual, ataca a los más frágiles de la sociedad” dijo.  “Construyan un sistema económico que no produzca una víctima más. Ustedes pueden cambiar el sistema económico”.