Oruro

Recomiendan evitar consumo de alcohol en cementerios

A días de Todos Santos, el jefe de la Unidad de Defensa Al Consumidor del Municipio, sargento Juan Pedro Siles recomendó a la ciudadanía evitar el consumo de bebidas alcohólicas en los cementerios, asegurando que se harán controles durante estos días en coordinación con el Comando Departamental de Policía.

En el marco de la Ley 259 de Control al Expendió y Consumo de Bebidas Alcohólicas, que prohíbe el consumo de estos productos en vía pública o en compañía de menores, la Guardia Municipal y la Policía, controlará este aspecto en el Cementerio General.

“Estamos organizando el trabajo durante este fin de semana, para evitar el consumo de bebidas alcohólicas en vías públicas, queremos que los dolientes entiendan que el 2 de noviembre no se permitirá que ingresen al panteón ningún tipo de licor, tampoco se permitirá el consumo fuera de este lugar, por lo que los 140 efectivos estarán haciendo patrullaje en todo el sector”, indicó el sargento Siles.

Por otro lado advirtió a las poncheras, vendedoras de dulces y tiendas de barrio cercanas a la avenida Cívica “Sanjinés Vincenti”, para que no expendan bebidas alcohólicas, pues serán motivo de decomiso y destrucción inmediata la noche del 31 de octubre en la serenata por el 1 de Noviembre en honor a los 408 años de fundación de Oruro.

“Es importante llamar a la reflexión a todos los orureños, y pedirles que este 1 de Noviembre sea festejado con sobriedad y sin excesos para evitar que la fiesta orureña se empañe con borrachera que muchas veces deriva en peleas y otros”, mencionó Siles.

PLAZA

Ante los cuestionamientos de la población al trabajo que desarrolla la Guardia Municipal en el cumplimiento de la Ordenanza Municipal 34/05 que prohíbe el asentamiento de comerciantes en el interior y alrededor de la plaza 10 de Febrero y “Manuel de Castro y Padilla”, el sargento Siles aseguró que se emitieron los memorándums respectivos para los efectivos que operan en estos sectores, además de rotar al personal para un mejor control de estas áreas verdes.

“El deber de la Guardia Municipal es hacer cumplir la normativa vigente, y esperamos que todos nuestros efectivos entiendan este tema y trabajen para evitar asentamientos sin autorización, es por ello que se roto al personal que a criterio de algunos ciudadanos no estaban cumpliendo con esta misión”, dijo Siles.