La Paz

PUNA (Pastoral Universitaria Arquidiocesana – La Paz): vivir con alegría sirviendo a los demás

Pastoral Universitaria Arquidiocesana de la ciudad de La Paz, PUNA

Todo servicio que realizamos juntos, representa la presencia del Reino de Dios en nuestra tierra. Pensar en él que sufre nos mueve el corazón y alegra. Con estas palabras la Directora de la Pastoral Universitaria Arquidiocesana de la ciudad de La Paz, PUNA, Erika Aldunate, dio por concluido el año pastoral 2018.

“Es importante tener luz en el corazón para poder servir”

, reflexionó Aldunate, quien además destacó el trabajo realizado durante la presente gestión en las distintas actividades y talleres desarrollados por la PUNA.

Más de 350 jóvenes universitarios fueron partícipes del accionar de la Pastoral en tres áreas de trabajo: Promoción Humana y sociopolítica, Formación cristiana y Voluntariado Social además de otras iniciativas de convivencia y fraternidad, detalló Victor Alacoma, como parte del equipo multidisciplinario de la PUNA.

Se desarrollaron talleres novedosos, señaló Alacoma, entre los que destacaron el de Liderazgo, Orientación Vocacional, Reporteros Parroquiales, Teatro, Tics, Desarrollo Personal y Trabajos de Grado. Además de los talleres coordinados con el Centro de Promoción del Laicado “Ricardo Bacherer”: Risoterapia Hospitalaria y Atención con dignidad al paciente, Derechos Laborales y Guitarra.
“Alégrense porque sus nombres están escritos en el corazón de Dios”, afirmó con notoria emoción, padre Alfonso Lopez quien presidió la celebración eucarística de cierre de actividades de la PUNA.

Para para rememorar lo vivido este 2018 en la Pastoral y sobre todo para agradecer a Dios por los dones recibidos de él, asistieron al acto de clausura, alrededor de 50 personas comprometidas con la labor que lleva adelante esta institución de la iglesia Católica.

A su turno los asistentes, coincidieron en expresar su agradecimiento y compromiso con la PUNA, la que sienten como una familia un espacio, a su parecer, en el que siempre los reciben con alegría, conocen verdaderos amigos y aprenden muchas cosas que les sirven en su crecimiento personal y espiritual.
La Pastoral Arquidiocesana promueve el protagonismo y la participación de sus miembros especialmente de los jóvenes, para la construcción de una sociedad más justa y digna para todos.