Oruro

Poca asistencia caracterizó al Te Deum por el 6 de Octubre

Poca asistencia, no sólo de la población, sino de las autoridades caracterizó la realización del Te Deum que se celebró ayer en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción La Catedral, conmemorando los hechos del 6 de Octubre de 1810.

Minutos antes de la celebración llegó hasta La Catedral el gobernador Santos Tito Veliz, y antes de él estuvieron presentes algunos concejales municipales, asambleístas departamentales y algunas otras autoridades.

El Obispo de la Diócesis de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik inició el Te Deum lamentando que mientras algunos recuerdan la historia de Oruro y a quienes hicieron posible la liberación del pueblo, otros estén dedicados más a las campañas políticas.

“Un pueblo sin historia no es pueblo”, expresó la autoridad religiosa, quien además hizo referencia durante la homilía, a la fe que tiene Latinoamérica, y especialmente el pueblo boliviano y el orureño.

Sostuvo que Latinoamérica es considerado como el pueblo de la esperanza, por el Papa Francisco, por la fe que tiene en Dios, que se plasma en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo.

Señaló además que el derecho a la vida es el derecho fundamental para que los demás derechos puedan ejercerse, pero que tiene una contradicción cuando se promociona el aborto. También aseguró que es a través de la familia instituida con la unión estable de un varón y una mujer, que se reconoce a la sociedad.

“Tenemos que unir nuestros esfuerzos para que en la vida, la familia que es la célula más importante de la sociedad sea protegida en todo sentido. Tenemos que ser testigos de un Dios que es amor, un Dios compasivo y padre de todos; dar la vida por nuestros amigos, significa dar testimonio del amor que nos libera del pecado y la muerte, para darnos la vida de los hijos de Dios”, expresó Bialasik.

Asimismo, pidió por las nuevas autoridades que serán electas el próximo domingo cuando se realicen los comicios para elegir a quienes gobernarán Bolivia los próximos cinco años.

ALCALDESA

La alcaldesa del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, Rossío Pimentel Flores, fue la gran ausente de esta celebración, pues es una de las autoridades que siempre asistió a estas actividades religiosas. Personal de la Alcaldía informó que la autoridad se encuentra delicada de salud.

Ayer la Catedral se vio diferente al Te Deum que se celebró por el 6 de Agosto, cuando estuvieron presentes incluso los candidatos a diputados y senadores, además de gran parte del personal del GAMO y de la Gobernación.