Sucre

Pobreza y caridad marcaron la celebración de la Navidad en Sucre

EN TODO EL PAÍS SE REPARTIERON ALIMENTOS Y JUGUETES. 

El día de Navidad transcurrió en Sucre y en Bolivia con la deambulación de miles de campesinos migrantes de las provincias en busca de regalos, prendas de vestir, buñuelos y chocolate.

Los migrantes que llegaron a la Capital, vinieron desde las provincias de Chuquisaca y del norte de Potosí; en contrapartida mucha gente de la ciudad, con la intención de disfrutar de la “mejor Navidad”, viajó a Villa Serrano, Sopachuy y Zudáñez.

De acuerdo con algunos números que maneja la Pastoral de la Iglesia Católica para calcular la cantidad de alimentos que repartirán entre los visitantes, cada año llegan a Sucre entre 3.000 y 3.500 campesinos, a los que no les importa pasar por una serie de penurias con tal de recibir algo de la población.

La gente llega sobre todo de Ravelo, Ocurí, Charcoma, Maragua, Potolo, Porunquila, Talula, Yahuacari, Aucoma, Karakara, Yurimata, Quila Quila, Tomoyo, el 65% de las personas son niños.

Pese a que desde hace varios años, la Federación de Campesinos de Chuquisaca intenta persuadir a sus bases de no venir a la ciudad, la gente sigue llegando.