Análisis

Paulovich: Los yatiris están tranquilos

Supuse que mi inquieta reportera disminuiría su actividad faltando pocas horas para el verificativo de las Elecciones, pero me equivoqué pues ahora está empeñada en dar a conocer a su público lector los resultados anticipados de la votación, para lo cual no vaciló en recurrir a brujerías que practican sus amigos Yatiris.

Yo que soy católico, apostólico y romano me negué a colaborar a mi Pariente Espiritual en esos menesteres brujeriles tan cercanos al iablo pero está visto que soy muy débil ante las mujeres, sobre todo ante las cholas y mucho más si éstas son cochabambinas y muchísimo más si éstas tienen mucha plata y la prestan a periodistas pobres y débiles de carácter.

Me condujo en mi motocicleta poderosa Harley Davidson (ganada en cacho a mi amigo chuquisaqueño el Dr. Julio Zamora) hasta una callejuela de La Paz, cercana al “mercado de las brujas”, donde se halla situado el “Consultorio Sentimental y Político del Doctor Kalimán”, un antiguo conocido mío, quien nos recibió luciendo un mandil blanco.

La cholita de Quillacollo le dijo: “Venimos en su búsqueda, sabedores de su ciencia oculta para que nos revele lo que dice la hoja sagrada de la coca acerca de los resultados que se producirán en las elecciones del próximo domingo”.

El “doctor” Kalimán empezó a observar las primeras hojas sagradas y dijo displicentemente a la cholita: “Las hojas dicen que me entregue inmediatamente la suma de 200 dólares o no revelarán los resultados electorales porque éstos son secretos, de acuerdo con la Constitución Política del Estado”.

Macacha me miró a la cara y yo miré al techo y me puse a silbar. Entonces, mi comadrita sacó 200 dólares del fondo de sus polleras.

El doctor Kalimán guardó el dinero, volvió a “leer” nuevas hojas sagradas y nos dijo con la solemnidad del caso: “La coca dice que estas elecciones serán ganadas ampliamente por el presidente Evo Morales y su acompañante de fórmula Sr. Álvaro García Linera y eso ya lo saben los magistrados del Tribunal Supremo Electoral. Sin embargo, todo el país se sorprenderá ante la votación que obtendrán los candidatos de la oposición”.

Cuando concluyó de hablar el doctor Kalimán, la cholita periodista le exigió al Yatiri que le proporcionara cifras y distritos ganadores, respondiendo el hábil parapsicólogo que esos datos se los proporcionaría al oído de la señora que pagó la consulta, o se los daría por escrito, pero sólo a ella y no a su acompañante que sólo se puso a silbar mirando al techo cuando el doctor cobraba sus emolumentos.

Esta discriminación me ofendió, pero mi comadrita me pidió que no me enfadara con el “doctor” hasta que ella pudiera comparar las cifras que le proporcionó el yatiri Kalimán con los cómputos oficiales que conoceremos el próximo domingo.