Análisis

Claudio Ortemblad: Patria amada Brasil

Patria amada Brasil 
Esto significa más que un simple juego! Representa la victoria de la competitividad sobre las mañas y trampas! Sirve de ejemplo para generaciones de niños que sabrán que para vencer en la vida se tiene que sudar, se tiene que entrenar, se tiene que estudiar! 
Acabar con esa historia del “jeitinho malandro”, del modito picarón del brasileño que gana juegos con su bailecito, gana dinero sin sudarlo, ¡llega a ser presidente sin haber estudiado! El gran legado de esta copa es el ejemplo para generaciones futuras! Donde se demuestre que un país es hecho por un pueblo honesto, trabajador, y no por una población transformada en parasita por un gobierno que enseña a recibir el alimento en la boca y no a luchar por obtenerlo! Alemania ganó con maestría y con mucho mérito! Que nos sirva de lección! 
Patria amada Brasil, tiene que ser amada por todos, todos los días, en nuestro trabajo, en nuestros estudios, con nuestra honestidad! 
Amar la patria en un juego de futbol y al día siguiente robarle al país con actos de corrupción, sea éste cual sea, saltando las filas, no pagando impuestos, matando, robando! 
Que amor por la patria es éste? 
YA basta! 
Brasil se cansó de ser traicionado por su propio pueblo! 
Que sirva de lección para que nos agigantemos para así poder construir un mejor país! Educar a nuestros hijos para ser una generación que sienta vergüenza! 
Una verdadera nación que se sienta orgullosa de su pueblo, y no solamente de su fútbol!

(Por la traducción: Maria Cristina Terceros)