Santa Cruz

Parroquia Fátima recibe a su nuevo párroco

Este domingo 26 de febrero, la comunidad de la Iglesia Fátima recibió con alegría a su nuevo párroco, el presbítero René Leigue, quien también es actualmente el director de estudios del Seminario de Santa Cruz.

El presbítero recibió de manos del Arzobispo Coadjutor Mons. Sergio Gualberti, quien luego de la lectura del decreto de posesión, le entregó las llaves de la parroquia y la estola sacerdotal para pastorear esa porción de Iglesia. El arzobispo además en su homilía recordó que los tres deberes principales de un párroco con su grey son: Evangelizar, administrar los sacramentos y acompañar pastoralmente. También instó a los feligreses a rezar para que haya más vocaciones sacerdotales y religiosas, dada la escasez actual.

El padre René se mostró muy complacido de recibir la parroquia, y en su discurso inicial agradeció la receptividad, y habló de trabajar en conjunto con los grupos parroquiales. Luego de la eucaristía de bienvenida se realizó una pequeña bienvenida en su honor en el salón parroquial.

En una breve entrevista le preguntamos al padre:

– ¿Cuáles son los planes que tiene a corto, mediano y largo plazo para esta parroquia que está recibiendo?

P. René: En el corto plazo está primero conocer. Conocer todo el movimiento de aquí, especialmente a los grupos… dejarme guiar por ellos también. En segundo caso, lo que monseñor mencionó en su homilía: Una pastoral de conjunto para las responsabilidades también, así que tengo que administrar bien estas responsabilidades bajo mi cargo.

¿Se logra el balance entre el Seminario y la Parroquia?

P. René: También, vamos a equilibrar el tiempo, como siempre lo he hecho, con mi anterior parroquia, es una responsabilidad el seminario, y está cerca de aquí, y la parroquia. Bueno, hacemos lo que podemos, más de eso, pues, no podemos… no exagerar en las cosas… tampoco quejarnos de esto porque conocemos aquí nuestra arquidiócesis, que hay pocos sacerdotes, y bueno, hacemos lo que podemos en la responsabilidad que nos dan, con mucho gusto, y con mucha responsabilidad.

Fuente: Oficina de prensa de la Arquidiócesis de Santa Cruz.