Sucre

Parejas renuevan votos matrimoniales

EN LA CATEDRAL METROPOLITANA.

En una solemne homilía que se realizó ayer en la Catedral Metropolitana de Sucre, 64 parejas renovaron sus votos matrimoniales como símbolo de fidelidad y amor.

En una emotiva ceremonia, las parejas de esposos de diferentes edades y estratos sociales con varios años de matrimonio, renovaron la promesa de amarse y respetarse pese a las vicisitudes que puedan enfrentar en la vida, pues no hay mejor amor que el de esposo y esposa.

El arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Pérez Rodríguez, exhortó a los matrimonios a vivir como Dios manda para que sean vistos como un ejemplo por sus hijos. El religioso bendijo los anillos de bodas, que son los símbolos de la alianza entre un hombre y una mujer que unieron sus vidas en santo matrimonio.

Algunas parejas tenían tres, cinco, ocho, 13, 15 o más de 25 años de matrimonio y en muchos casos asistieron con sus hijos y hasta nietos a tan importante momento.

Los esposos y esposas expresaron felicidad por haber consagrado su vida a una sola pareja con la que compartieron alegrías y adversidades.

El objetivo de este acto, organizado por la Pastoral Familiar de la Iglesia Católica, es rescatar el valor de la familia y reconocer a las personas que conservan su amor a lo largo de los años.

En la misa se oró por los jóvenes desorientados, por los seres que partieron al más allá, por todos los matrimonios y por las familias Kolping.

El Arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Pérez, también bendijo objetos e imágenes de santos e instó a los fieles católicos a guardar el domingo como día del Señor y jornada de descanso, sosiego y de visita a la naturaleza.