Santa Cruz

Padre Piotr y el Coro y Orquesta Misional para el #PapaenBolivia

El P. Piotr Nawrot, SVD, es un sacerdote de nacionalidad polaca, pero de corazón boliviano, musicólogo misionero del Verbo Divino. “Es muy dificil resumir en pocas palabras mi identidad, un ser humano que tiene una fe profunda, que quiere compartir y por otro lado aprender de otros, en el marco de las culturas y en un momento yo me quede asombrado por la oferta cultural y la oferta de fe que tiene el pueblo boliviano, vine a Bolivia para servir, vine aquí porqué todos nosotros creyentes buscamos nuestra salvación yo creo que mi salvación la estoy buscando en el pueblo de Bolivia, para mí es la tierra prometida”.

Como sacerdote se ocupa de varias actividades, no tengo como primera misión una parroquia, pero si ayudo en las parroquias en los ministerios sacerdotales; estoy más bien ligado a la investigación, estoy midiendo la relación entre fe y cultura, y la religión desde el tiempo de hoy y enmarcado con la geografía en la región oriental de Bolivia. Mi primera misión es la reconstrucción del pasado musical de estas tierras, la música como instrumento de evangelización de los pueblos indigenas, y en el marco de Chiquitos y de Moxos se han salvado unos manoescritos únicos en el mundo, que es una joya que es, que no tiene par, que no tiene precio.

Ha estudiado en las Academias de Europa y los Estados Unidos, y se especializó en la música de las Reducciones de los Jesuitas y desde hace 25 años se ocupa de este estudio. Con el apoyo por varios amigos ha creado un festival de música barroca y desde su primera versión esta ligado a este movimiento que se ha generado en Santa Cruz y en las Misiones, y es el director artístico del Festival. El Padre Piotr se emociona diciendo: “Puse todo mi conocimiento a este servicio, mi emoción, mi afecto cuando este festival como si fuese mi hijo y junto a varias instituciones especialmente APAC, pero también a la iglesia católica porqué nosotros no podríamos tener el festival y salas de conciertos en las iglesias, sino fuera por el apoyo de las iglesias, la música es de la iglesia, es de la evangelización. Digamos juntos hemos creado este festival. Hemos ayudado también en la formación de las escuelas de músicas de varios de los pueblos, como mentores como personas de buena voluntad buscamos el apoyo económico, apoyo logístico, apoyo moral para toda la zona e incluso hemos salido fuera de las fronteras del país con este mismo mensaje. También mi ambición ha sido tener un coro y una orquesta que se especialice en los archivos de la música de Bolivia sea de las misiones de Sucre, Cochabamba, Tarija, etc., y que brille por su excelencia artística, porque he notado en Bolivia un tremento talento musical. Y el coro y orquesta Nacaendar hoy en día tienen su fama internacional, tienen mucho reconocimiento, ellos son como la primera fila. Pero uno no gana un campeaonato si uno, no tiene un buen entorno. Asi que como nosotros tenemos esta tarjeta de presentación el Coro y Orquesta Nacaendar, lo mismo me glorio que puedo trabajar hasta con los que ayer han tomado el violín por primera vez en sus manos y transmitir mi pasión a ellos y dar mi apoyo para que la música en esta zona sea una tarjeta de presentación, así como en varias partes hay algo que identifica el pueblo, yo creo que el Oriente Bolivia, no sólo el angelito chiquitano, pero también el Violín que esta zona es muy musical y la música culta, la múscia sacra es una parte esencial de lo que los pueblos del oriente y el occidente de Bolivia son.

Nacido en Polonia, donde terminó su primera formación academica, pero también en Polonia entre al seminario y recibi ordenes sagradas del sacerdocio en el 81, salío de Polonia y vino a América siendo mi primera misión Paraguay, luego Maestría y Doctorado en Estados Unidos y me especialice en lo que es Bolivia, y era natural venir acá y así llego desde 1994 a esta tierra boliviana, ha publicado 36 volumenes sobre estudio de las músicas en Bolivia y más de 70 artículos en diferentes revistas internacionales. Es músico totalmente formado, desde su infancia antes de entrar al seminario del Verbo Divino, ya era músico, hasta hoy en día práctico música, pero no ha nivel profesional, porque teniendo ministerio sacerdotal y sobre todo por el trabajo mi trabajo didactico en las Universidades y teniendo el festival, no me da para practicar 4 o 6 horas al día que el músico profesional que tiene que hacer. “La vida musical es un arte verdadero, ha viajado por el mundo representando Bolivia, no he nacido en Bolivia pero voy a morir aquí” expresa emocionado Padre Piort.

Experiencia personal como musicologo con dos Papas: San Juan Pablo II y Papa Francisco
No es primera vez en mi vida que estaré cerca del Papa, porque hice la música para Juan Pablo II meses antes que sea elegido Papa siendo Cardenal de Cracovia en Polonia, fue al seminario de la ciudad y para una ordenación sacerdotal y yo era organista, el Cardenal era quien oficiaba la misa y yo era organista y Juan Pablo II era exigente en la música y pocos meses después fue creado Papa. La llegada del Santo Padre cambia a los pueblos, cambias las vidas humanas, hay una unidad, hay una alegría, hay algo que nos llena, hay una alegría, hay algo que nos llena de otra forma, no estamos buscando tal vez una excelencia musical, como cuando uno tiene un coro.

Vamos a tocar a un buen nivel pero no estamos concentrados en lograr un buen nivel en la música sino en la evangelización que viene el Papa y nos va a dar un mensaje para animarnos en la fe, para sentirnos más parte de la iglesia y una iglesia concreta de Bolivia, y lo siento con el coro y la orquesta, incluso hasta hoy siguen insistiendo que acepte orquestas, tanto es el deseo de participar y la gente lo hace movido por la fe, movida porque queremos vivir un momento distinto, dos millones de personas y los músicos van a animar. Si bien es cierto que el mensaje que nos va a dirigir el Santo Padre es tremendamente importante, pero nadie, ni nada unirá a estas personas como la música, porque en un momentos todos vamos a cantar a una voz a la Virgen de Cotoca, entonces si que lo siento, es un acto de fe, pero vestido en música, me emocionada; porque si la fe y el arte no nos emociona, quien nos emocionar, armas, divisiones, pues no, más bien todos cantaremos las alabanzas al Señor y esta idea de un gran coro y orquesta para animar dos millones de personas, nada nos va a dar tanta unidad como hermanos, claro en cuanto al acto espiritual, la comunión va a ser otra dimensión, pero aquí estoy hablando del nivel temporal y no espiritual.

Un mensaje al Pueblo Boliviano que espera la llegada del Papa Francisco: “Bolivia es una gran nación, es algo que si uno la conoce un poco más al fondo se enamora de eso, es un compromiso de vida, un pueblo bondadoso, la gente, donde la dimensión humana tiene unas manifestaciones que en las culturas de donde vengo quizás, a lo mejor ya nos hemos olvidado como expresarlo, y vivir la fe a partir de esta experiencia de Bolivia, que ya en su bandera tiene tres colores, pero tambien es una sola Bolivia, que uno puede ser de otra geografia, otra cultura, que te pone a prueba como hermano, se comparte con él, entonces si es bonito, es bonito, conmovedor vivir en este país, rezar diario por este país, alegrarme de cada exito que este país pudiera tener, que vivamos la llegada del Santo Padre, para que los valores que tenemos, Bolivia es como una enfermedad contagiosa, pero, para lo bueno.

Que la llegada del Papa signifique que todos estos valores se renueven y se profundizen, que Bolivia no sólo es un país de América sino es un país para el mundo, muchos podemos aprender de Bolivia, que bien que Dios me dio esta vocación y esta oportunidad de venir aca”.