Cochabamba Destacadas

Padre Fernando Carrillo: nueva misión en Bérgamo, Italia

El sacerdote Fernando Carrillo, reconocido por su labor como presbítero formador y párroco en la Arquidiócesis de Cochabamba, ha sido asignado a una nueva misión en Bérgamo, Italia. Esta oportunidad representa una experiencia enriquecedora en su servicio a Dios y a la comunidad católica.

La despedida de Carrillo se llevó a cabo el pasado 28 de enero del presente año, con palabras de agradecimiento y reconocimiento por parte de la Parroquia San Gerardo, donde dejó un impacto profundo con su liderazgo espiritual.

“Gracias hermano Fernando porque lo que has sembrado es para toda la vida, la comunidad continuará el camino con tus enseñanzas, gracias padre por habernos hecho sentir la presencia de Dios, y gracias porque has unido esta parroquia, ahora tenemos actividades comunes, este es el fruto”. Fueron las palabras de la comunidad de la Parroquia San Gerardo en la eucaristía de envío misionero al sacerdote.

En su despedida, el Padre Carrillo expresó su agradecimiento a la comunidad, amigos y colaboradores por el apoyo brindado a lo largo de su misión en esta Arquidiócesis.

“Cuando veo un mar de gente que camina entre el bullicio de la ciudad ajetreada pienso en qué habrá en sus corazones, ¿cuáles serán sus pensamientos… y me digo, puedo hacer algo por ellos para que tengan a Dios en sus vidas, la guía de la Palabra de Dios en sus búsquedas de felicidad? Aquí es cuando pienso en Radio María. Digo, es un medio masivo y siendo una inmensa alegría en mi corazón”, decía Padre Fernando Carrillo sobre una de las colaboraciones que hizo en la emisora católica de Radio María, de la que fue su colaborador.

“Querida familia, amigos, quiero agradecer su presencia, el Señor me puso en mi camino personas leales, buenas y de buen corazón, hemos hecho un camino juntos durante muchos años, gracias hermanos, el Señor ha sido bueno conmigo”, sostuvo Padre Carrillo en su despedida.

navigate_before
navigate_next

Fuente: Bolivia Misionera/Parroquia San Gerardo