Santa Cruz

P. Marcos Abascal: “Hacer presente el Reino de Dios, sino lo hacemos, nos falta evangelización”

P. Marcos Abascal sacerdote de la ciudad de la Paz, en su reflexión sobre “El anuncio del Reino en un mundo que tiene hambre y sed de Dios” en el marco del VI Congreso Misionero Nacional el clérigo habló de la realidad que interpela a los discípulos misioneros, puntualizó que el eje central del mensaje de Jesús es el reino de Dios y exhortó a los congresistas misioneros a estar insertos en el mundo y desde allí ser sal, luz, levadura y fermento en un mundo cambiante y de rápidas transformaciones.

“Hay que tener en cuenta que no es que el secularismo sea ateo sino que se cree en todo, se cree en el horóscopo, se cree en hinduismo, un poco de cristiano y una mezcla de nirvana; como que el secularismo nos desvía de la imagen real y concreta de Dios, como que el secularismo nos lleva a hacer de unos ídolos como si fueran dioses, es decir a crear otros dioses; como que la imagen de Dios en este momento del secularismo es una imagen de Dios que no te compromete sino más bien te lleva al santuario de la vida privada, del disfrute… Por eso es fundamental que podamos trabajar en esta realidad, presentar a Jesús, presentar su proyecto y la su buena noticia” afirmó.

¿Cómo evitamos ser absorbidos por el secularismo?

Al respecto el P. Marcos reflexionó que “Lo importante es que no seamos apáticos, no seamos indiferentes y que profundicemos nuestra fe porque de lo contrario, sino hay un tiempo necesario para formarnos nos vamos a vaciar, nos vamos a volver superficiales, débiles… porque fácilmente este mundo pos moderno se adentra en nosotros y olvidamos qué es lo fundamental en la vida” señaló.

La Misión: Hacer presente el Reino de Dios.

Al afirmar que el mundo necesita el concurso de los cristianos, el clérigo dijo que si bien “La misión es el anuncio del Kerigma, es también el estar presentes en realidades concretas con un estilo de vida diferente” por eso animó a los misioneros a no perder la esperanza y seguir trabajando para hacer presente el reino de Dios en las realidades cotidianas de la vida, teniendo en cuenta que “El reino de Dios es una realidad y todos los bautizados estamos llamados a hacer presente y hacer crecer este reino de Dios porque si Dios reina hay una inversión, un cambio, una transformación de realidades concretas, sino hacemos esto es que nos falta evangelización” sentenció.

En ese mismo sentido, invitó a mantener viva la esperanza ya que a pesar de los muchos signos de muerte y de lejanía de Dios “Él (Cristo) está actuando en el corazón de la vida, en el corazón de la historia”.