Análisis

ORACIÓN DE UN PEREGRINO LEJOS DEL SANTUARIO MARIANO

VOLVER A VERTE

En todos los ojos que he visto, siempre tú
En cada caricia de madre, tan solo tú
En cada semblanza, mi mente vuelve a ti
Eres madre de Dios y no es bueno estar sin ti

Tantos caminos que he peregrinado,
logros, tristezas me han acompañado.
Y aún cuando errando, de ti me había alejado
con tu silencio siempre me has consolado.

Son tantos años que ya no puedo verte
proyectos, viajes, muchos sin suerte;
Han distraído hacia ti mi gran quererte,
desilusión de conocer un mundo inerte.

En la distancia me siento sólo
y aunque te olvide serás mi Madre.
Con tu cariño vas acogiendo
todos tus hijos que están volviendo.

En mi jornada cuando te pienso,
vuelve a mi alma la serenidad
Que tu siempre serás mi madre
y yo siempre seré tu hijo.

bendíceme
protégeme
levántame
y abrázame.

(autor: tu hijo peregrino, lejos de su tierra)
versión original en http://justoariel.blogspot.com/