Análisis

Opinión sobre el Papa Francisco

Todo está en crisis en esta cultura de cambio: el matrimonio con tantos divorcios, la familia, la educación, la economía con el número en aumento de desempleados, la democracia, la política con el desprestigio de los partidos políticos y con tantas protestas, etc.

También la Iglesia está en crisis en su parte de institución humana.
    Y en estos momentos críticos la noticia del 13 de marzo de 2013 de quién es el nuevo Papa nos llena de esperanza. Y creo que será muy bueno para la Iglesia y para la sociedad civil de todo el mundo.

¿Cuáles son sus características?

Una de ellas es su austeridad. Al llegar al Vaticano hace pocos días antes de ser elegido, le ofrecieron carro y chofer como a todo Cardenal, pero no los aceptó. Prefirió viajar por Roma en autobús. Pero antes en Buenos Aires era famoso, pues no usaba carro, sino que también viajaba en autobús público.

Pero además es equilibrado: no es ni de derecha ni de izquierda radical. Es inteligente, prudente y ponderado. No tiene miedo a criticar públicamente al poder, como lo hizo en Argentina, cuando no está de acuerdo con él…

Demuestra un gran interés por la pobreza. Su nombre original es Jorge Mario Bergoglio, S.J. Pero él eligió el nombre de ‘Francisco’: el Papa Francisco. Por supuesto uno piensa inmediatamente en Francisco de Asís. Pero Francisco Javier también es un buen ejemplo de pobreza.
El Papa había pedido a Ignacio de Loyola un jesuita para la India y el resto de Asia. Ignacio había pensado enviar a Bobadilla. Pero éste cayó enfermo. La víspera del viaje, no tuvo más remedio que señalar a otro para el viaje. Eligió a Javier, y en 24 horas preparó su pequeño equipaje: una sotana raída, unos pantalones ya muy usados y algo más: lo imprescindible.

Después de evangelizar parte de la India, quiso evangelizar Japón. Se presentó ante el Emperador de una forma pobre y austera, según su estilo. Y el Emperador no le hizo caso. Pero un amigo de la corte imperial le recomendó que volviera con ropa elegante y muchos regalos. Así lo hizo. Los consiguió de los portugueses. Y entonces el emperador lo recibió con aprecio y le autorizó predicar el evangelio.

El Papa Francisco, como jesuita, ha asumido y vivido las prioridades y compromisos de la Compañía de Jesús actual, que no es sólo de pobreza y cercanía con los pobres. La Compañía de Jesús se quiere caracterizar además por otras cosas. Hace dos años se adoptaron en América Latina seis prioridades: los excluidos (indígenas, campesinos, emigrantes…), los jóvenes, solidaridad latinoamericana con el compromiso de ayudar a Amazonia, Cuba y Haití, diálogo de fe y cultura (apostolado intelectual), espiritualidad ignaciana y fortalecimiento del cuerpo apostólico con los colaboradores. Ese es el perfil del verdadero jesuita latinoamericano , hecho realidad en el Papa Francisco. Y toda América Latina está feliz con su nombramiento.

El Superior General de los Jesuitas, P. Adolfo Nicolás S.J., escribió hoy al día siguiente de su elección una Declaración Pública: el nombramiento del nuevo Papa “abre para la Iglesia una etapa llena de esperanza”. Y continúa: “Desde el primer momento en que se ha presentado ante el pueblo de Dios ha dado testimonio de modo visible de su sencillez, su humildad, su experiencia pastoral y su profundidad espiritual”.

Que el Espíritu Santo le ilumine y nos regale un Papa a la altura de nuestros tiempos.
    
José Martínez de Toda, S.J.
martodaj@gmail.com
(14 de abril de 2013)