Sucre

Obras para el Hogar Mercedes de Sucre esperan aporte ciudadano

LA INSTITUCIÓN ESTÁ EN CAMPAÑA

EL OBJETIVO: Con el ascensor y las salas de terapia ocupacional y física, el Hogar Mercedes quiere brindar una atención integral en alimentación, psicología, física, médica, nutricional y la parte espiritual.

La solidad chuquisaqueña se hace esperar. A casi dos meses del lanzamiento de la campaña del Hogar Mercedes, que consiste en vender 40.000 alcancías a Bs 5 cada una para financiar distintas obras, apenas se comercializó 14.000 unidades. Por lo tanto, esta cruzada que debía terminar en un mes, deberá aguardar un tiempo aún incierto.

El director de ese centro de acogida de adultos mayores, hermano Jorge Gonzales, apeló una vez más a los corazones solidarios de los chuquisaqueños para vender las restantes 26.000 alcancías.

Gonzales recordó que las 40.000 alcancías fueron donadas por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), que se solidarizó con la causa de la institución.

La campaña de la venta de alcancías está en marcha desde noviembre pasado y las personas o instituciones que deseen solidarizarse con esta noble causa sólo deben adquirirla del Hogar Mercedes, que está ubicado en la calle Grau entre Bolívar y Abaroa o contactarse con el teléfono 64-51494.

“Hagan los pedidos para las celebraciones de los cumpleaños, de Baby shower, cualquier fiesta que ustedes tengan y de pronto puedan dar un obsequio, estas alcancías les pueden servir de souvenirs”, afirmó.

LAS OBRAS

El hermano Gonzales aclaró que con esta campaña se prevé recaudar Bs 200 mil, que sin embargo no son suficientes para financiar las obras, pero permitirán apalancar donaciones.

Para el ascensor se requiere un presupuesto de Bs 70.000 y para la sala de terapia física más la sala de terapia ocupacional Bs 480 mil.

Por lo tanto, el dinero restante para completar todo el presupuesto se gestionará con organizaciones internacionales en especial con Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

El Hogar Mercedes tiene 40 años de servicio y en la actualidad alberga a 60 residentes entre 80 y 100 años.