Sucre

Los Reyes Magos llevaron alegría a miles de niños en Sucre

FELIGRESES CATÓLICOS CELEBRAN LA FIESTA DE REYES.

Los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar entregaron regalos a centenares de niños que, haciendo caso omiso de la lluvia, se apostaron a lo largo del recorrido de la procesión. En la eucaristía, probablemente la más masiva del año, el párroco de San Francisco, padre Marcos Dubanik, instó a las fieles a mirar a Jesús ante cualquier adversidad.

A bordo de camionetas y cargados de juguetes, dulces y galletas, los tres Reyes Magos recorrieron más de un kilómetro desde la parroquia de San Sebastián hasta San Francisco, en medio de la alegría de niños y adultos que levantaban las manos para recibir los regalos.

Luego, centenares de católicos, con pesebres en las manos colmaron la basílica menor de San Francisco para escuchar la eucaristía celebrada por el padre Marco Dubanik.

La fiesta de los Reyes Magos concluyó con la bendición de los pesebres en el atrio de la basílica.

Por otro lado hubo también celebración en otros lugares de la ciudad como en el Mercado Central y la Gruta de Lourdes.

Asimismo, durante la tarde los Reyes Magos visitaron los hogares de Santa Clotilde, La Hiedra, y Poconas, donde los niños los esperaron con muchas ansias y alegría.

BENDICIÓN DE NIÑOS

Miles de fieles acudieron masivamente ayer a los templos católicos más tradicionales de la ciudad de Sucre, llevando cuidadosamente entre sus manos las delicadas estatuillas del Niño Jesús, para comprarles ropa nueva, hacerles escuchar misa, bendecirlas y, para finalizar, ofrendarles un sahumerio.

De esa manera, la gran mayoría de los chuquisaqueños, desde niños hasta adultos, celebró con toda devoción esta festividad.

En la Basílica de San Francisco, el templo de San Sebastián, la capilla de Santa Bárbara, y en muchos otros templos se celebraron las tradicionales misas en distintos horarios, desde la mañana hasta la noche, para dar cabida a todos los fieles.

Las calles próximas a las iglesias, principalmente en el centro, se inundaron de personas que caminaban llevando las imágenes del Niño Jesús, pero en muchos casos también portando las estatuillas de la Virgen María, San José y los santos Reyes Magos.

Luego de las celebraciones, bendiciones y sahumerios realizados durante toda la jornada, los fieles se dirigieron a sus hogares con la finalidad de guardar la imagen del Niño Jesús cuidadosamente en sus respectivas cajas, además de empaquetar todas las estatuillas de los Nacimientos, grandes y pequeños, hasta diciembre, cuando vuelvan a sacarlas ante la alegría de los niños.

BAUTISMO DE JESÚS

Es el domingo siguiente a la Epifanía del Señor. Con esta fiesta se termina el tiempo litúrgico de la Navidad. Se celebra el bautismo de Jesús y el comienzo de su predicación y ministerio.