Internacional

Obispos de Brasil rechazan “matrimonio” entre personas del mismo sexo

(Brasilia / Brasil) La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB por sus siglas en portugués), expresó su rechazo a una resolución que determina reconocer como matrimonio las uniones del mismo sexo.

El Secretario General del Consejo, Mons. Leonardo Steiner, manifestó el rechazo de los prelados a esta decisión firmada por el Presidente de Corte Suprema de Brasil, Joaquim Barbosa.

El presidente de la Comisión Episcopal para la Vida y Familia, Mons. João Carlos Petrini, habló a los Obispos presentes en la reunión sobre el tema y recordó a los Prelados la realidad de la familia y la norma objetiva del matrimonio. El Obispo se refirió a los riesgos que esta medida conlleva.

En el transcurso del debate según informó el sitio web oficial de la CNBB “se consideró la declaración oficial de la CNBB en mayo de 2011 como la unión entre personas del mismo sexo: ‘La diferencia sexual es original y no un mero producto de una elección cultural. Matrimonio natural entre el hombre y la mujer, así como la familia monogámica es un principio fundamental del derecho natural'”.

Otra referencia recordada en la reflexión fueron las consideraciones sobre proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales de la Congregación de la Doctrina de la Fe en el cual afirma que “la Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede llevar, de modo alguno, a la aprobación del comportamiento homesexual o al reconocimiento legal de las uniones homosexuales”.

Según las directrices de este organismo de la Santa Sede “el bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia. célula primaria de la sociedad”.

“Reconocer legalmente las uniones homosexuales o igualarlas al matrimonio, significaba no sólo  aprobar un comportamiento errado, como consecuencia de convertirlo en un modelo para la sociedad actual. pero también es ensombrecer valores fundamentales que hacen parte del patrimonio común de la humanidad. la Iglesia no puede dejar de defender estos valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad”, indica.

Los Obispos brasileños se pronunciaron más formalmente sobre este asunto por medio de un mensaje a las comunidades, que se dió a los periodistas en una conferencia de prensa el jueves por la tarde.