Oruro

OBISPO DE LA DIÓCESIS PIDE ENTREGA Y MÁS AMOR PARA TRABAJAR POR ORURO

Obispo de la Diócesis de Oruro pide a los orureños querer más a su tierra con motivo de la celebración del 1 de Noviembre, Fundación de Oruro La unidad del Espíritu procede del amor de Dios; de la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el vínculo de la paz; de la comunión del Espíritu Santo, la comunión que es necesaria para aquellos que viven en común… dijo ayer el Obispo de la Diócesis, monseñor Cristóbal Bialasik, en el Te Deum que oficio en la iglesia La Catedral para conmemorar 405 años de fundación de la Real Villa de San Felipe de Austria, hoy ciudad de Oruro.

El prelado afirmó en su homilía que hoy Oruro necesita de más amor y cariño al referirse al Evangelio de San Mateo, donde se detalla, todo aquello que concierne a nuestra vida en común, “conservando la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” por “la gracia de nuestro Señor Jesucristo y el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo”.

Explicó que la unidad del Espíritu procede del amor de Dios; de la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el vínculo de la paz; de la comunión del Espíritu Santo, una comunión que es necesaria para hacer vida en común, con ideales comunes y buscando una superación en común para vivir mejor con esperanza, confianza y seguridad.

PERDÓN

Dijo que es tiempo de perdonar ofensas y construir el futuro con más dedicación y esperanza “Sin duda hoy, la ciudad necesita nuestra atención peculiar, necesita nuestro cariño y nuestro amor, pues es nuestro hogar”. “Tenemos que cuidarla, tenerla limpia, organizada y bella. Debemos proteger la vida de nuestros hermanos y hermanas, desde la concepción hasta la muerte natural”, manifestó monseñor Bialasik.

Al referirse a los niños, indicó que es importante que crezcan con valores como inculcó Jesús a través del Nuevo Testamento, adecuando a las raíces que profesaron los antepasados desde la fundación de la ciudad.

Pidió vivir en la unidad, el respeto mutuo construyendo el hogar lleno de amor y solidaridad protegiendo a los niños y jóvenes del alcoholismo y drogadicción como también de las malas costumbres que llegan del extranjero como el Halloween que lleva a la sociedad al ocultismo y brujería.

CUESTIÓN DE LÍMITES

Mencionó el problema que atraviesa el departamento respecto a la serie de avasallamientos que se originaron en Coroma-Quillacas por comunarios de Potosí, advirtiendo que en los últimos tiempos vivimos el problema de límites de nuestro departamento.

Estos problemas debemos resolverlos juntos, en familia, para no dañar la dignidad y la vida de ninguno de nuestros hermanos, pues todos somos bolivianos, recomendó al pedir la bendición de la Virgen María para el departamento, gobernantes y gobernados finalizando su mensaje con un “¡Que viva Oruro..!”.