Destacadas

Nuncio recuerda la importancia de vivir como hijos de Dios y anima a promover las vocaciones

Mons. Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Bolivia en su mensaje durante la eucaristía de este 29 de junio exhortó a la comunidad católica y de manera especial a los presbíteros vivir en la alegría de ser hijos de Dios, gracia que se nos concede a través del bautismo y en la conciencia que Dios siempre acompaña a sus hijos. “En esta celebración con el corazón lleno de emoción después  de la beatificación del Papa Juan Pablo II y siguiendo la profunda enseñanza del papa Benedicto XVI podamos todos corresponder generosamente a la llamada del Señor”.

 

Resaltó el matiz especial de esta celebración recordando los sesenta años de sacerdocio del Papa Benedicto XVI, para tal ocasión la comunidad católica ha ofrecido sesenta horas de adoración eucarística por las intenciones del Santo Padre en particular por la santificación del clero   y para obtener el don de santas vocaciones.

 

El deseo del Papa Benedicto XVI se orienta a la importancia del sacramento de sacerdocio, la promoción de las vocaciones y el compromiso fundamental que asume un presbítero o persona consagrada con Dios y la comunidad.

“Promover las vocaciones al sacerdocio es el compromiso fundamental de nuestros mismos sacerdotes,  esta iniciativa personal brota  de la misma alegría que experimentamos cada día en nuestro crecimiento en el amor de Dios”.