Sucre

Nuevas ofertas turísticas en los edificios religiosos de Sucre

PROYECTOS CULTURALES Y EMPRENDIMIENTOS PRIVADOS

SERVICIOS TURÍSTICOS. Los templos de San Francisco, Santo Domingo, San Lázaro y el convento de Santa Teresa habilitaron espacios para brindar nuevos servicios turísticos, como museos, cafeterías y ambientes para eventos culturales.

Desde hoy el museo de la Basílica Menor de San Francisco fortalece su oferta turística con el ingreso a sus criptas y para mediados de año el convento de Santa Teresa inaugurará su propio museo. Estos son algunos de muchos otros proyectos que se desarrollarán en los espacios patrimoniales que pertenecen a la iglesia católica, con una lógica de uso alternativo abocado a los servicios turísticos.

“Los inmuebles patrimoniales religiosos son los de mayor relevancia en la ciudad y cada uno puede ser un producto turístico, hasta ahora cumplían únicamente su función evangélica, pero ahora se van a abrir a un uso alternativo para ofrecer servicios turísticos en coordinación con el municipio y el sector privado”, recalcó Erland Ovando, coordinador del Plan de Rehabilitación de Áreas Históricas de Sucre (PRAHS).

Recientemente el templo de Santo Domingo inauguró la cafetería “Tukuypaq”, que funciona en una parte del edificio habilitada por el PRAHS para este tipo de emprendimientos; esta es la primera experiencia de este tipo, pero la iglesia de San Lázaro o el tercer patio del Convento de Santa Teresa ya cuentan con espacios que se encuentran disponibles para albergar servicios similares.

“En Santa Teresa estamos afinando los últimos detalles de un salón multifuncional para eventos culturales, que como en Santo Domingo se complementará con los servicios de alimentos y bebidas, en cada restauración y habilitación que desarrollamos trabajamos con una propuesta de plan de manejo para que estos espacios apunten a fortalecer el desarrollo turístico de la ciudad”, añadió Ovando.

Por su parte, el vicario Pastoral de la Arquidiócesis de Sucre, Enrique Quiroga, manifestó a los medios de comunicación que otros edificios como San Felipe Neri, San Miguel e incluso la Catedral Metropolitana habilitarán espacios para un uso alternativo dirigido al turismo.

CULTURA Y TURISMO

“Todo esto viene a la par con un plan de animación urbana que estamos elaborando apuntando al desarrollo turístico y se implementará a mediano plazo, el propósito es coordinar con el sector privado para que planteen sus propuestas siempre que la iglesia esté de acuerdo (para ofrecer servicios) y por parte del Gobierno Municipal, impulsar una agenda de actividades culturales permanentes en esos espacios”, explicó Pedro Salazar, Secretario de Culturas y Turismo de Sucre, al añadir que en mayo ya se tendrá una experiencia de este tipo con el Encuentro de Artes Escénicas “EnArtes”, que producirá obras de teatro específicamente creadas para los recintos eclesiásticos patrimoniales bajo la iniciativa del actor chuquisaqueño Daniel Aguirre y su productora Escénico Giroscopio.

También por ejemplo, en Santo Domingo, este viernes y sábado se realizará una Feria de Arte independiente, impulsada por la Alcaldía.

Para Salazar, este uso alternativo de los recintos patrimoniales religiosos tiene un potencial clave para el desarrollo turístico de la ciudad, por ello es uno de los ejes para la intervención planificada con el crédito del Banco Interamericano de Desarrollo, que tendrá su primer desembolso en enero de 2017.

MUSEOS EN SAN FRANCISCO Y SANTA TERESA

Como iniciativa propia de la orden franciscana se habilitó el ingreso a las criptas de la Basílica Menor de San Francisco, uno de los edificios más antiguos de la capital, que desde hace unos años abrió un museo para recibir visitas guiadas por sus ambientes, a los que se suman desde hoy las criptas, generando una importante expectativa a nivel nacional, ya que se trata de un lugar cerrado desde hace varios siglos.

Lo mismo sucederá con el tercer patio del Convento de Santa Teresa, cuya orden permanece en absoluta reclusión desde la colonia y ahora se puede ingresar a este espacio que antes era inaccesible para el público, acotó Ovando.

“Lo único que se necesita es que se trabaje un emprendimiento para que este espacio funcione, para mediados de año estará el museo, y los ambientes para una cafetería y eventos culturales ya están listos”, señaló.