Sucre

NIÑO HERIDO DEVELA UN DRAMA FAMILIAR

Lo mordió un can y su madre está enferma 

El niño de cuatro años se disputaba con el animal comida desechada

Ayer pidió juguetes. Está aburrido y no tiene con qué distraerse. Lo peor ya pasó, pero todavía debe esperar a que sus heridas evolucionen favorablemente. El pasado 11 de mayo, un perro “callejero” lo atacó y lo mordió en la cara, en las dos mejillas. Lo hizo con tal brutalidad, que hasta le descolgó una de sus carnes. Apenas tiene cuatro años.

Se llama Edgar. Está internado en Pediatría del Hospital San Pedro Cláver y, por ahora, no hace otra cosa que voltearse de un lado al otro en la cuna que le asignaron en el hospital. No molesta, no dice una sola palabra y sólo mira fijamente a sus eventuales visitantes.

Tiene cubiertas casi por completo con vendas sus dos mejillas y parece estar triste porque no sonríe.

Ayer se encontraba en compañía de su madre, doña Primitiva Garnica, con quien casi no habla. Su madre está enferma. No camina con normalidad. Su padre está de viaje, es ayudante de albañil, y su madre está sin trabajo, por sus dolencias.

Al hospital, llegó el pasado 11 de mayo a las 10:30, auxiliado por sus vecinos. Media hora antes, se encontraba jugando cerca de su casa, según el relato de su madre. Estaba cerca de la puerta de uno de sus vecinos, aparentemente, cerca de un basural, donde también husmeaba el perro que lo mordió.

En el hospital dicen que se disputó con el animal comida desechada del basural donde estaba jugando. El perro lo atacó por esa causa y lo mordió directamente en la cara. “Se produjeron heridas, con predominio en el lado derecho, donde se observó, incluso, un colgajo, donde se encuentra un desprendimiento grande de la piel”, es lo que dice el parte médico.

Ya lo intervinieron quirúrgicamente, es decir, le desinfectaron las heridas, lo suturaron y le suministraron antibióticos y vacunas contra la rabia humana. Su salud está estable, se recupera favorablemente, pero a los médicos les preocupa la mejilla derecha. “Está comprometida el área bascular. Está necrosada”, según el parte médico. Eso significa que “no está llegando suficiente sangre a esa área”, según una de las residentes del hospital. Es casi seguro que volverá a ser intervenido el lunes.

La trabajadora social que conoció el caso, está estudiando la posibilidad de llevarlo a Aldeas SOS, pero su madre dice que ella lo cuidará. No habla español y entiende poco el estado clínico de su hijo y la de ella misma. Pidió ayuda para curar sus males y la de su hijo. El pequeño Edgar, según su madre, pidió ayer juguetes. Eso es lo único que dijo.