Análisis

Nataly Carrasco: Se alza la voz de la Amazonía Boliviana

Se alza la voz de la Amazonía y el clamor de la tierra, de su gente y de sus raíces, se dejó sentir durante el Encuentro de Obispos con Pueblos y Comunidades Amazónicas de Bolivia desarrollado del 24 al 26 de agosto en la ciudad de Cochabamba.
Al son de la música y engalanados con sus trajes típicos regionales que muestran un abanico de colores y matices propios de la naturaleza y de su espíritu amazónico, representantes de las comunidades de la Amazonía Boliviana: San Ignacio de Moxos, Montegrande del Apere, Santa Ana de Mocetenes, San Borja, Tacanas, San Ignacio de Velasco, Roboré, Marco Porvenir, San Ignacio de Candelaria, San Xavier, Concepción, Cobija, Guayaramerin, Campo central, Guanay, Alcoche, Polopata, Pueblo Leco, Tumupasa Puerto Yaminawa y otros, se congregaron en ambientes del seminario San José, para solicitar a los llamados padres sinodales de Bolivia, llevar sus peticiones al Papa Francisco durante el Sínodo de la Amazonía que se desarrollará del 6 al 27 de octubre en Roma.
Probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora, reflexiona el Papa Francisco, en atención a esta preocupación, con las peticiones plasmadas por escrito en rollos de papel, los representantes de las comunidades indígenas amazónicas de Bolivia expresaron de manera pormenorizada sus necesidades. Estas son algunas de las peticiones, percibidas desde los ejes temáticos de: Seguridad jurídica y territorial, Presencia de la Iglesia, Educación y salud; Comunicación para la evangelización y Diálogo intercultural.
• Seguridad jurídica y territorial para garantizar el cumplimiento de los Derechos Humanos en igualdad de condiciones para las poblaciones indígenas amazónicas.
• Cuidado de las tierras comunitarias, áreas protegidas y preservación de los bienes de la madre tierra por una ecología integral.
• Toma de conciencia sobre el riesgo por la construcción de hidroeléctricas y megarepresas que atentan a distintas regiones dentro de la Amazonía amenazando las condiciones de vida de las comunidades indígenas y sus territorios.
• Frenar la contaminación de ríos, suelos y aire, deforestación y deterioro de la calidad de vida, culturas y espiritualidades.
• Mayor presencia de la Iglesia en las comunidades indígenas para acompañar y proteger a estas poblaciones de amenazas externas.
• Reconocer la presencia, papel y voz de los agentes pastorales de las comunidades indígenas amazónicas.
• Formar sacerdotes, religiosas(os) laicas(os), catequistas y líderes para el servicio a la comunidad e incorporación del tema de la ecología integral en las catequesis de iniciación cristiana.
• Conformar Pastorales indígenas que acompañen la presencia de migrantes indígenas de la Amazonía boliviana en las ciudades.
• Valorar y reconocer las prácticas de la medicina tradicional de la Amazonía boliviana.
• Instalar y fortalecer medios de comunicación e información de la Iglesia para dar expresión y vida a las culturas de los pueblos amazónicos.
• Incorporar la cosmovisión de los pueblos indígenas de la Amazonía en las prácticas de evangelización y servicio que presta la Iglesia católica.

“Somos parte de la naturaleza. Somos agua, aire y tierra, vida creada por Dios. La Madre Tierra tiene sangre y se está desangrando, muchas multinacionales le han cortado las venas” (Documento: Amazonía, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral-