Destacadas

MONSEÑOR SERGIO LLAMA A “ROMPER CON LA LÓGICA PERVERSA DE LA CONFRONTACIÓN”

El prelado hizo un firme llamado para seamos “operadores de paz” e invitó a todos los bolivianos a “a romper, de una vez por todas en nuestro país, con la lógica perversa de la confrontación, que no es y nunca será un verdadero camino para el cambio” afirmó, por eso pidió que a ejemplo de Juan el Bautista “Guiemos nuestros pasos por el camino de la paz”

En su homilía de este domingo 24 de junio, solemnidad de la Natividad de Juan Bautista, Monseñor Sergio Gualberti, recordó que este profeta cumplió fielmente su misión de “anunciar la gran noticia de que Dios nos ha enviado a su hijo para liberarnos definitivamente de las cadenas del pecado y el mal, para hacernos partícipes de su vida divina”, dijo también que Juan nos enseña a “reconocer nuestra condición de pecadores, necesitados de conversión, y a cambiar nuestra manera de vivir para que sea acorde al Evangelio”.

“Por eso Juan predicó con mucha valentía la conversión pidiendo a la gente que cambiaran su manera de vivir… les llamaba a compartir lo que tienen con los más pobres; a los cobradores de impuestos les exhortaba a que sean honrados y no cobren más de lo debido, a los militares que no abusen de la gente y no hagan falsas denuncias; A Herodes que no es permitido tener como su mujer a la esposa de su hermano” recordó.

Al lamentar que Jesucristo sea todavía el gran desconocido en muchos ambientes de nuestra sociedad, dijo que el ejemplo de Juan debe ayudarnos “a ser sus testigos viviendo en la verdad de su palabra y ser profetas en el mundo de hoy …” y subrayó que debemos “sacudirnos de la indiferencia de nuestra sociedad, revelar su rostro escondido en medio de nuestro mundo, anunciar la salvación ya presente hoy y no sólo futura y lejana”.

Al referirse a los conflictos sociales en el país, que casi siempre se trasladan a las calles o adquieren forma de protesta, enfrentamientos, uso de la violencia, chantaje u otras formas de presión, no pocas veces con saldos lamentables, Monseñor Sergio hizo un firme llamado para que como Juan el Bautista, también nosotros seamos “operadores de paz” e invitó a todos los bolivianos a “a romper, de una vez por todas en nuestro país, la lógica perversa de la confrontación, que no es y nunca será un verdadero camino para el cambio”.

Al insistir en que debemos “guiar nuestros pasos por el camino de la paz” el Arzobispo Coadjutor señaló que “El verdadero cambio se puede dar luchando por el bien común, la justicia y la igualdad, a través del respeto de la vida, de la dignidad de las personas, de los derechos humanos, la tolerancia y el diálogo sincero: solo así –dijo el prelado- lograremos una convivencia pacífica y fraterna entre bolivianos” y enfatizó que “Lo único que aporta la violencia es odio, venganza y muerte, y no la paz y no la justicia” subrayó.

Ante la falta de acuerdo entre policías y el Gobierno, Monseñor Sergio invitó desde la CAtedral de Santa Cruz a todos los creyentes del país a “elevar nuestras fervientes oraciones al Señor para que cada uno de nosotros sea operador de paz, para que las conversaciones entre autoridades de gobierno y la policía se realicen en este espíritu, el único que puede traer un presente prometedor de justicia, libertad, verdad y paz en nuestro país” finalizó.