Destacadas

Monseñor Sergio expresa su dolor por las muertes en palmasola y propone una alianza interinstitucional

El Arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti mostró su dolor por las muertes ocurridas esta jornada en Palmasola. A través de un comunicado el prelado hizo llegar su “solidaridad cristiana con los familiares de los fallecidos que deben estar pasando momentos de zozobra y desconsuelo”.

COMUNICADO

Ante los desgarradores hechos ocurridos en el centro de Rehabilitación Santa Cruz “Palmasola” donde según los informes de la prensa, existen al menos 29 muertos y 60 heridos producto de enfrentamientos entre internos de Chonchocorito, queremos expresar en primer lugar nuestro dolor por la muerte de tantos hermanos y, según el informe de la defensoría de la niñez, también habría un menor entre las víctimas. Manifestamos también nuestra solidaridad cristiana con los familiares de los fallecidos que deben estar pasando momentos de zozobra y desconsuelo.

Esta situación pone en evidencia, una vez más, el hacinamiento que existe al interno de Palmasola y  de gran parte de las cárceles del país, por el incumplimiento del deber de parte  de jueces y la retardación de justicia que provoca mayor hacinamiento.

Es precisamente en estos ambientes de Chochocorito, donde tenemos que lamentar estos episodios de violencia, porque allí no existen terapias ocupacionales ni políticas de rehabilitación y reinserción. Están prácticamente olvidados.

Nos preguntamos ¿Cómo es posible que no exista una mejor clasificación de los internos sabiendo que coexisten en un mismo ambiente grupos enfrentados?
Una de las cosas más lamentables que debe llamarnos a la reflexión es que  esta pesadilla también la estén viviendo alrededor de 450 niños privados de libertad por los delitos de sus padres.

Es necesario hacer  una alianza urgente, para encontrar respuestas a la situación de la cárcel de Palmasola, hecho que requiere una intervención interinstitucional. La Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica está dispuesta a hacer su aporte en el marco de los derechos humanos y valores humanos y cristianos.

Las instituciones de la sociedad debemos exigir el inmediato cumplimiento de las ley 2298, ley de ejecución penal y supervisión.

Nuestra preocupación es siempre en defensa de la vida de todo ser humano, el don más preciado de Dio y por el cual todos estamos llamados a trabajar.

Santa Cruz, 23 de agosto de 2013

 + Sergio Gualberti

Arzobispo de Santa Cruz.