Oruro

Monseñor Cristóbal Bialasik: “Los héroes entregaron su vida por la libertad que es un valor básico”

Durante la celebración del Te Deum en homenaje a los 232 años de la Revolución del 10 de Febrero de 1781, ayer el obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, dijo que los “héroes entregaron su vida por la libertad de todos los orureños por ser un valor básico que debemos defender y proteger”

Durante la ceremonia religiosa realizada en el templo de La Catedral, agradeció a Dios por la bendición de la que son objeto los orureños y agradeció a los héroes por haber dado la vida en busca de la libertad a través del primer grito libertario en Bolivia, por quienes, afirmó e pide diariamente para que cada uno goce de la felicidad eterna en el reino de Dios.

Recordó que los héroes entregaron la vida por la libertad que es un valor básico de las personas, motivo por el que se debe reconocer su sacrificio, su entrega, su amor hacia la patria y a las hermanas y hermanos.

“Hoy debemos felicitar a todos los orureños mis hermanos y hermanas que gozan de este día para que Dios les acompañe y les dé bendiciones y para que sepamos mantener la libertad, tanto de la conciencia, la libertad física, la libertad material y la libertad espiritual”, manifestó.

Celebró también la fidelidad del pueblo a Dios, tal como el pueblo demostró en los últimos días participando en distintas celebraciones religiosas como la peregrinación al Santuario y la bendición de la imagen de la Virgen Candelaria “Estrella de la mañana” en el cerro de Santa Bárbara.

“Nuestro pueblo está lleno de fe y de compromiso con el Señor y desearles a todos mis hermanos para que sigan fieles al Señor para que nos bendiga y gocemos de un progreso material como espiritual que Dios les bendiga a todos”, refirió.

AUSENCIA

En la ceremonia se lamentó la ausencia de autoridades nacionales, departamentales, municipales, judiciales, militares, policiales como en pasados años, inasistencia que fue suplida por la gente del pueblo, religiosos y religiosas que estuvieron presentes en la ceremonia religiosa que fue presidida por Monseñor Cristóbal Bialasik.