Oruro

Monseñor Bialasik pide al “Tata Laguna” bendición para Oruro

El obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, pidió al Señor de Lagunas o “Tata Laguna”, bendiga a todo el pueblo de Oruro, especialmente a los miles de devotos que se trasladan hasta su Santuario a brindarle su devoción en el día de su fiesta patronal que se recuerda cada 14 de septiembre.

Como es costumbre muchos devotos cumplieron la caminata o peregrinación hasta el Santuario del Señor de Lagunas a pie y otros en vehículos para pedir su bendición como todos los años, participando de los actos litúrgicos presididos por Monseñor Bialasik.

“He pedido al Señor de Lagunas unidad y solidaridad entre orureños para profesar nuestra fe y para que Dios reine en los colegios, universidades, oficinas, hogares y especialmente en nuestros corazones”, manifestó la autoridad religiosa.

Explicó que el 14 de septiembre se realiza una serie de manifestaciones religiosas en la comunidad de Cala Cala, aproximadamente a 20 kilómetros de la ciudad, donde se participa en una fiesta de renovación de fe y se asume un compromiso más fuerte, para dar testimonio de fe en la vida de todos los devotos.

La festividad de la Exaltación de la Santa Cruz como es conocida, es una fiesta patronal que se celebra en varios lugares como en el Santuario de Quillacas y el Santuario de Cala Cala, lugar donde en las vísperas se realizó la peregrinación desde Oruro hasta el Santuario.

En dichas actividades participó monseñor Cristóbal Bialasik, acompañando al pueblo en el Vía Crucis y posteriormente celebrando la misa en presencia de las personas que peregrinaron.

Desde muy temprano se realizó las celebraciones de los sacramentos y bendiciones. Miles de personas que llegaban al lugar, mostraban su fe al Señor de Lagunas, rezando y cumpliendo algunas tradiciones como el de hacer humear incienso cerca de rústicas casas diminutas fabricadas con piedras del lugar, además de cumplir con algunos ritos como son la ch’alla de objetos en miniatura que se compra en el lugar, con la esperanza que sean realidad para el próximo año.

A pesar que aproximadamente el 99 por ciento de la población de Cala Cala, profesa otra religión, los devotos del Señor de Lagunas, llegaron al lugar donde se advirtió que muchos creyentes provenientes del área rural, de la ciudad organizados en cofradías, otros del interior y exterior participaron de la eucaristía y vía crucis que se realizó a las once de la mañana.

“Todos se dan cuenta que sin la ayuda del Señor no se puede hacer nada, por ese motivo creo que el pueblo y en general todos los peregrinos y cofradías llegan con mucha devoción hasta su santuario”, manifestó.

CULTURA

A pesar de ser la festividad del Señor de Lagunas un acto religioso, también se convierte en un acto de fe a través de la cultura de los pueblos que se encuentran en los alrededores del Santuario, puesto que se observa la llegada de comunarios cantando y bailando con sus mejores trajes, al son de las sicuriadas e incluso bandas, cumpliendo de esta manera la promesa de volver después de un año a los pies del “Tata Laguna”.

CONTROL

Como todos los años, los comunarios aprovecharon la festividad para cobrar peaje a los propietarios de vehículos que llegaron al lugar y en otro sector hacían lo mismo los funcionarios del Servicio Departamental de Caminos.