Cochabamba

Mons. Tito: El sacerdote no puede mantenerse si no es ayudado y sustentado por Jesús y por la oración de la gente

Hoy, lunes 4 de agosto, es el día de San Juan María Vianney, más conocido como el “Cura de Ars”, un sacerdote francés que se caracterizó por su humildad, su predicación y su misericordia. Él es patrono de los sacerdotes, especialmente de los párrocos. Por este motivo, he querido hoy acercarme a ustedes para compartir sobre este tema que para todo Obispo es esencial: los sacerdotes.

Este año, durante la Misa Crismal, el Papa Francisco nos decía que “el sacerdote es una persona muy pequeña: la inconmensurable grandeza del don que nos es dado para el ministerio nos relega entre los más pequeños de los hombres”. ¡Esto es una gran verdad! El gran don que el Señor nos da nos hace más pequeños, más necesitados de Él, de su gracia, de su misericordia.

Por eso, nos recordaba el Papa que “el sacerdote es el más pobre de los hombres si Jesús no lo enriquece con su pobreza, el más inútil siervo si Jesús no lo llama amigo, el más necio de los hombres si Jesús no lo instruye pacientemente como a Pedro, el más indefenso de los cristianos si el Buen Pastor no lo fortalece en medio del rebaño”.

Y aún más pequeño es un sacerdote dejado a sus propias fuerzas, por eso es necesaria nuestra oración protectora contra toda insidia del Maligno. Pues es tan grande la gracia recibida que el sacerdote no puede mantenerse si no es ayudado y sustentado por Jesús y por la oración de la gente, es muy grande el ministerio y la responsabilidad, pero también es grande nuestra fragilidad.

Por eso les pido su colaboración en este desafío, formando grupos de oración. La oración por nuestros sacerdotes, su santificación y su misión, es tarea de toda la Iglesia, por eso debemos promoverla y apoyarla desde nuestra misión específica: sea la familia, el trabajo, la escuela, la parroquia. Nuestra Iglesia cuenta con su valioso apoyo en esta tarea. Que nuestro Señor Jesucristo, Maestro de oración, nos ilumine y acompañe en nuestro caminar.

Fraternalmente,

+ Mons. Tito Solari Capellari

Arzobispo de Cochabamba