Cochabamba

Mons. Solari: Que la luz que proviene de la Palabra de Dios siga iluminando nuestra vida y nuestro horizonte

Este domingo 28 de septiembre celebramos, en toda Bolivia, la Jornada Nacional de la Biblia.

A lo largo de este mes, en varias parroquias de nuestra Arquidiócesis, se han realizado distintas actividades promoviendo la lectura de la Biblia en familia, en grupos parroquiales, o bien en comunidades. También se ha animado e invitado a las familias a que, al menos durante este mes, se colocara la Biblia en un lugar especial de la casa, para que todos pudieran acceder a ella con facilidad.

¿Por qué es tan importante leer la Biblia?

La Palabra de Dios nos brinda una luz especial, que nos anima y nos orienta, porque nos presenta criterios diferentes a los del mundo y desde estos criterios nos abre un amplio horizonte, haciéndonos partícipes de la visión de Dios sobre todas las cosas y abriéndonos a la realidad de manera distinta.

Por otra parte, la lectura de la Biblia nos otorga una gran fuerza espiritual, que nos invita y nos hace capaces de amar y relacionarnos con los demás de manera más profunda y, siguiendo el ejemplo de Nuestro Señor, amar de manera especial a los más alejados y a los marginados, los pobres, los sencillos.

Asimismo, la lectura de la Biblia nos une más a Dios, porque la Palabra es Dios. Leerla es dialogar con Él, es conocer y compartir su pensamiento y su visión. De esta manera, la lectura frecuente, pausada, meditada, nos ayuda a acercarnos más a Dios, conocerle con mayor profundidad y seguirle más de cerca, desde sus criterios y desde su amor. Porque, como nos dice san Juan, Dios es Amor (1 Jn 4,8).

Les animo y les invito a que, aunque estemos finalizando el mes dedicado a la Biblia, su presencia en nuestras casas y su lectura frecuente sigan siendo parte de nuestra vida cotidiana. Que permitamos que la luz que proviene de la Palabra de Dios siga iluminando nuestra vida y nuestro horizonte, llenándolo de esperanza y de amor.

Con afecto,
+ Mons. Tito Solari Capellari