Internacional

Mons. Lozano pidió cuidar la casa común que es el planeta antes que se siga deteriorando

(Buenos Aires / Argentina) “Uno de los anhelos más deseado por cualquier familia es la casa propia. Y una vez que se logra alcanzarla hay que cuidarla. Es para toda la familia. Si alguien pretende usar como exclusivamente propio algo que es común, más tarde o más temprano termina perjudicando a otros miembros de la familia”, advirtió el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Eduardo Lozano, en su columna semanal.

El prelado pidió imaginar que pasaría si “alguien dice ‘el baño es mío’ (y hay sólo uno) o ‘yo quiero jugar fútbol en la cocina con mis amigos” y recordó que “en una casa puede haber espacios más privados —o de uso personal— como la cama, y otros que son para toda la familia”.

“Con el planeta sucede algo semejante. Es hogar para toda la familia humana. Pero lamentablemente sucede que una pequeña parte de la humanidad usa por demás, y la otra parte más numerosa se debe conformar con poco”, sostuvo.

Al poner números concretos sobre esta situación, el obispo precisó que “el 20% de la humanidad más rica, ubicada en el Hemisferio Norte, consume el 80% de las fuentes de energía disponible. Con lo cual, para el 80% restante de la población mundial queda solamente el 20%, que tampoco se distribuye equitativamente. El resultado de esta injusticia es claro: mientras algunos utilizan energía para calefaccionar o refrigerar amplios ambientes con pocas personas, muchos no tienen energía eléctrica ni para una heladera”.

“Y lo que se da en el campo de la energía, también se traslada como inequidad en el agua potable, las viviendas, la alimentación”, agregó.

Por eso, aseguró, el papa Francisco dijo el miércoles pasado con ocasión del Día Mundial del Ambiente “verdades claras y contundentes”.

Tras transcribir algunos párrafos del pontífice, sobre la advertencia en cuanto a que “la comida que se desecha es como si fuese robada de la mesa de los pobres”, monseñor Lozano insistió en la necesidad de “cuidar la casa común antes que se siga deteriorando y sea demasiado tarde”.

“En nuestro país tenemos leyes de bosques, de glaciares, de minería… Algunas más completas que otras, pero no se cumplen acabadamente. Debemos ser más responsables como ciudadanía”, concluyó.

Por último, monseñor Lozano recordó que el viernes 7 se conmemoró el Día del Periodista, por lo que saludó a “todos quienes tienen esa hermosa profesión” y transmitió “un cálido saludo”.+