Nacional

Mons. Flock: “un referendum siendo un voto directo de toda la población, está por encima de los jueces”

El próximo 3 de diciembre, Bolivia vivirá una jornada electoral para seleccionar a candidatos que ocuparán altos cargos del Órgano Judicial y Tribunal Constitucional Plurinacional.

Días atrás, Katia Uriona, presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), informó que no hay ninguna previsión en la normativa para llevar adelante campañas por el voto nulo y blanco en las elecciones judiciales.

Dicha declaración la dio después de que el diputado Fernando Barrientos, miembro de Unidad Demócrata (UD) expresara que los votos nulo y blanco, al igual que el voto válido, “son también una vía democrática de ejercer el derecho ciudadano al voto y expresar una posición democrática de inconformidad con las opciones puestas a consideración del electorado”.

Por su parte, Mons. Robert Flock, Obispo de la Diócesis de San Ignacio de Velasco, opinó que las elecciones judiciales del próximo 3 de diciembre, “sin campañas ni la posibilidad de denunciar las fallas de los concursantes (no son candidatos), no tienen otra finalidad de consagrar una falsedad democrática para que estos a su vez obedezcan al actual partido en sus imposiciones”.

Pues el voto democrático “es para elegir a quien ME REPRESENTE en el ejercicio del poder, y no para que yo opine en un concurso de méritos”, expresó; añadiendo que los jueces “ni siquiera deberían ser elegidas, porque deben obedecer a las leyes, y no al electorado”.

Por otro lado, un referendum siendo un voto directo de toda la población sobre un determinado tema, por consiguiente “está por encima de los jueces, gobernantes seleccionados por los partidos con votos porcentuales. La elección del 3 de diciembre es una farsa, con multas para quien no quiere hacerse payaso”, concluyó.