Pando

Mons. Coter: “La potencia de los milagros de Dios tiene el rostro de Nuevos Horizontes”

 “Nuevos Horizontes nace por un pedido de fe y por ser (los niños) expresión del amor de Dios”. Fueron palabras con las que el Obispo de Pando reflexionó durante la celebración de acción de gracias  que presidió en esa Institución Católica que celebró este jueves 10 de septiembre 20 años de servicio a la comunidad. El Centro Nuevos Horizontes atiende a más de 200 niños con capacidades especiales y  ofrece además la atención en guardería y fisioterapia.

Durante la reflexión del texto bíblico del Evangelio de Mateo (17, 14-21),   que nos relata la curación que Jesús realiza sobre un niño epiléptico, la autoridad eclesial sostuvo que “Nuevos Horizontes nace por un pedido a Mons. Luis para que haga algo por estos niños, y éste ha tenido un corazón de padre y ha hecho algo por ellos; y es con fe que se obtienen ciertas cosas. Es solo con el aporte solidario de las personas que esto aún se mantiene en pie. Cuando creemos que Dios de verdad nos puede ayudar  milagros como el de Nuevos Horizontes son posibles. Hoy estamos celebrando esto: la potencia de los milagros de Dios que hoy tienen el rostro de Nuevos Horizontes que después de veinte años sigue siendo signo de este amor de Dios”.

Continuando con su reflexión, el Vicario de Pando dijo que “la presencia de los pobres nos ayuda a tener fe para poderlos ayudar. Su presencia nos enseña que sólo con la solidaridad es que se llevan las cosas, la presencia de los pobres es un estímulo más a que el mundo de la política y de la economía piense en ellos, sino se deshumanizaría. Los pobres con su presencia nos desafían  a tener corazón humano. “

El prelado finalmente afirmó: “a la luz de la fe los pobres son una bendición. Si algo nos ayuda a ser  más humanos son los pobres, si algo nos obliga a tener fe son los pobres, si algo nos ayuda a ser más solidarios son estos niños. Esos son los regalos que ellos nos hacen a nosotros. Sin estos niños seríamos peores, más tacaños, más egoístas. Por eso es que los pobres nos ayudan a ser mejores”.