Destacadas

Mons. Aparicio: “Pongamos plena confianza en el Señor”

Mons. Oscar Aparicio, celebró la eucaristía dominical en la Catedral Metropolitana de San Sebastián de Cochabamba. Esta celebración contó con la presencia de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

En el segundo domingo de cuaresma, de la transfiguración; Mons. Aparicio habló sobre la solidez de la fe y la entrega total al Señor. Dijo que la salvación viene para todos los seres humanos y que todos estamos invitados a conocer a Jesús.

Habló de Abraham el Padre de la fe, que recibe la alianza de Dios, vive en un tiempo de gracia de alegría pero recibe la propuesta incomprensible, perder lo que él más quiere. Esta situación, mencionó, nos encuentra también a cada uno de muchas formas; “perder lo que más quiero lo que más me gusta” Invitó a pensar en nuestros hermanos que han perdido absolutamente todo, en las inundaciones de Pando, muchos que quedaron abandonados e incluso cuestionados en la fe. O recordar algún tiempo., una pérdida del ser humano, de un familiar, la experiencia de abandono. “Abraham esta en esta situación todo lo que parecía demasiado bueno se perdió”.

“Toda la promesa se viene abajo, de pronto estamos cansados de caminar, somos los abandonados y cuestionados en la fe.” Mencionó que nuestra pregunta es, cómo puede pasar esto con un hijo de Dios. Sin embargo Abraham obedece, está dispuesto al sacrificio y es ahí donde Dios provee. Dios actúa y nos dice algo fundamentalen este camino cuaresmal, “no nos va a abandonar; su amor es demasiado grande demasiado bueno.”

Indicó que este segundo domingo es una invitación a renovar nuestra fe en un Dios que ni en las buenas y en las malas nos va abandonar. “El amor de Dios está siempre presente aunque a veces pensemos que está oculto.”
Indicó que es fundamental hacer experiencia en esto, el abandonarse en Dios, la confianza en nuestro Dios, allí viene la solidaridad las fuerzas para seguir caminando, en esta fe que el Señor nos regala y viene también la posibilidad de seguir caminando.

A ejemplo de esta entrega al Señor, mencionó a dos personas de nuestra realidad boliviana, la Beata Nazaria Ignacia quién ha sabido confiar en el señor e hizo camino de santidad. Y la venerable Virginia Blanco que hizo un camino de santidad y ha sabido responder a la misericordia de Dios. Como menciona la escritura “nada nos puede separar el amor de Dios. Él nunca nos va abandonar.

Remarcó que, Dios no quiere que ninguno sufra, ni se pierda. “Quizás estamos por entrar en crisis botar todo por la borda, Dios como Abraham nos dirá alto” Dios nos pedirá que no sigamos con ese sacrificio, con una mano salvadora, consoladora. “Te ama seria y profundamente a ti seas como seas y te llama a un camino de santidad”.

Habló sobre la transfiguración de Jesús, que toma a Pedro Santiago y Juan para que se realice algo fundamental. Este monte toma significación importante, Isaac que debería ser sacrificado en un monte, en un monte se transfigura Jesús. Es el camino que deberemos seguir como el hijo amado de Dios. Estamos llamados a participar en la gloria de Dios.

Dijo que, sería bueno ser transfigurados, quedarnos ahí, como dice Pedro pero hay que caminar. Si nosotros estamos llamados a la vocación de santidad, hay que volver a la vida cotidiana, pero en la confianza de nuestro existir en el Señor. El Señor nos lleva a la pascua a la resurrección “vivamos bien esta transfiguración vivamos bien esta semana”