Análisis

Mons. Antonio Reimann: Carta desde Polonia

Estimados Hermanos y Hermanas. Les saludo desde mí parroquia natal en Polonia.

Considero que mi estadía en España fue muy provechosa. Un día se lo contaré. Ahora quiero hacer mi informe a la Congregación de la Evangelización de los Pueblos, con el motivo de 50 aniversario de la aprobación del Decreto Ad Gentes, un documento de fundamental importancia, ya que ha dado una nueva orientación a la actividad misionera. También aprovecho la estadía en mi patria para agradecer a los Bienhechores por su ayuda espiritual y material a las misiones. En la fiesta de Santa Ana, en el santuario franciscano dedicado a ella, se ha hecho una colecta especial, para el equipamiento de la casa para los jóvenes con discapacidad.

Aunque estoy ocupado con estas actividades, a la mente me viene muchas veces todo lo que pasa en nuestro Vicariato. Estoy curioso cómo está la situación de los presos en la cárcel en Concepción, como resultado el encuentro de la Pastoral Familiar a nivel del Vicariato, u/o de la formación de los catequistas, etc. Espero que hayan recibido mi carta de invitación para seguir preparando en todas las parroquias el Congreso Eucarístico del Vicariato.

“A la parroquia de Santa Clara, en El Fortín Libertad, que cumple en este año 60 aniversario de la fundación, les felicito por mantener la fe y la esperanza en Dios nuestro Padre.  Les deseo que sigan creciendo en la fe, que es la respuesta al amor de Dios,  alimentándola con el pan de la Palabra de Dios, el pan de la Eucaristía, y con el amor fraterno que se traduce en la caridad mutua. Qué Santa Clara, la Patrona de la parroquia, implore muchas bendiciones sobre todo el Pueblo de Dios que camina en esta parroquia, bajo la guía del párroco, la animación de la Vida Consagrada, y los laicos comprometidos en la evangelización y promoción humana.

También muchas felicitaciones por las fiestas patronales en la parroquia de La Asunta, y de San Ramón”.

Agradezco a todos por la oración con la que me acompañan, y que nos hace siempre unidos al Señor y entre nosotros, a pesar de la distancia. En estos días visitaré al Santuario Mariano de Czestochowa, donde los tendré presentes a todos. 

Reciban mi saludo fraterno: +Antonio B. Reimann, OFM
Kadlub Turawski, 29 de Julio de 2014