Santa Cruz

Mons. Antonio reimann: Año Nuevo – Año de la Fe

Estimadas Hermanas y Hermanos en Cristo:

En el tiempo de la Navidad el pueblo creyente recuerda y celebra el proyecto de Dios Padre que mostró su amor hacia nosotros al enviar a su Hijo único al mundo para que tengamos vida por Él (1 Jn 4,9).

El Año Nuevo, Año de la Fe, es una ocasión para que todos los fieles comprenda-mos que el fundamento de la fe cristiana es “el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (DA 12). Este acontecimien-to consiste en el nacimiento y en la vida del Señor; en su pasión, muerte y resurrección; y finalmente en la efusión de su Espíritu Santo. Es el Espíritu del Señor que nos asegura la presencia permanente de Jesús entre nosotros, hasta el fin de los tiempos. Con su ayuda queremos renovar nuestro compromiso con la persona de Jesús, a través de:

Animación Bíblica:
Durante el año 2012, un grupo de fieles de las distintas parroquias ha participado en los cuatro cursos de la formación bíblica. En este año 2013, el equipo de la animación bíblica del Vica-riato se acercará a las tres zonas pastorales para seguir profundizando la Palabra de Dios en las parroquias. Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona, haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo (cf. DA 29).

Peregrinación de la Cruz:
En el mes de mayo, del 17 al 25, recibiremos la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud que peregrina por todas las Jurisdicciones Eclesiásticas de Bolivia. Será un tiempo propicio para agradecer al Señor que nos amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedarán perdonados (1 Jn 4,10). En estos días del mes de mayo, a través de la peregrinación de la Cruz por las diferentes parroquias del Vicariato, renovare-mos nuestra fe en Dios y nuestro compromiso de extender su vida y su amor entre noso-tros. Los grupos juveniles tendrán para este acontecimiento un profundo mensaje del Papa Benedicto XVI; pero no solo ellos, sino también se invita a los niños, a las familias, a la Vida Consagrada, a los sacerdotes, que apoyados en la Palabra de Dios, y en la enseñanza de la Iglesia (especialmente las catequesis del Papa sobre la fe) se preparen para renovar su fe en estos días de la peregrinación de la cruz.

AÑO NUEVO – AÑO DE LA FE
Preparación al Congreso Eucarístico:
En este año nuevo la Conferencia Episcopal Boliviana, invita a todo el Pueblo de Dios que peregrina en Bolivia a una preparación remota al Vº Congreso Eucarístico Nacional en el año 2015. El último Congreso se celebró en Santa Cruz hace más que 50 años atrás, del 8 al 15 de agosto en el año 1961. El objetivo de este Congreso es el siguiente: Animar y acompañar a los bautizados y comunidades cristianas a conocer mejor, vivir y celebrar la Sagrada Eucaristía, Misterio de la fe y del culto, revitalizando la identidad de discípulos-misioneros, la unidad y reconciliación entre todos los bolivianos.

Mientras tanto este año nos preparamos a celebrar el Congreso Eucarístico a nivel local en cada diócesis o/u Prelatura y Vicariato que se llevará a cabo en el año 2014.

Asamblea Pastoral del Vicariato:
Sobre todos estos acontecimientos hablaremos con más detalles durante la Asamblea Pastoral del Vicariato, en el mes de febrero del 21 (jueves) al sábado 23 de febrero del 2013.

Desde ahora les comunico estas fechas para que participen todos los presbíteros, representantes de la Vida Consagra-da y de los Laicos.
Durante este encuentro fraterno en el marco del Año de la Fe, haremos un alto para evaluar nuestro caminar pastoral y plantearnos nuevos retos, como lo es la Misión Permanente, la animación bíblica, la Jornada Mundial de la Juventud en Bra-sil, los Congresos de la Familia y el Eucarístico que nos ayudarán a revitalizar el encuentro con Cristo. También hablaremos sobre los Medios de Comunicación en la Nueva Evangeli-zación para la transmisión de la fe cristiana.

¡Feliz eres María!

Toda esta preocupación por crecer en la fe verdadera, encomendamos en las ma-nos de María, Madre de Dios y Madre nuestra. Su felicidad nace de la fe- Feliz eres María, porque has creído. Que nuestra fe sea también fuente de felicidad y entusiasmo misionero durante todo este año nuevo y toda la vida.

Encomendemos también este tesoro tan grande que es nuestra fe, a la protección de San Miguel Arcángel: ¡Glorioso Arcángel San Miguel, protege al Pueblo de Dios con sus Pastores y la Vida Consagrada, de todos sus enemigos!

¡Que Dios se fije en ti, te sonría y te colme de paz en este Año de la Fe y en toda su vida!

+Antonio Bonifacio Reimann, OFM