Internacional

Misiones: Hay que responder a la tarea de ampliar los confines de la fe

(Buenos Aires / Argentina) El arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, exhortó a contribuir con generosidad en la Colecta por la Jornada Mundial de las Misiones, que se realizará este fin de semana con el lema: “Vas, enviás o ayudás a enviar”.

“Este lema nos invita a pensar en el sentido de la misión, en lo unida que está a nuestra condición de cristianos y al llamado que nos hace la Iglesia. Quizás alguna vez pensamos que misioneros eran sólo algunos sacerdotes, tal vez alguna comunidad religiosa que misionaba en la India o en África; pero en cambio todos estamos llamados a ser discípulos y misioneros; porque la misión está unida profundamente a nuestra fe de cristianos”, subrayó en un mensaje por el Mes de las Misiones.

El prelado destacó que “las Obras Misionales Pontificias y la Comisión Arquidiocesana para las Misiones nos dan muestra de la importancia de este camino, a los cuales se suma el equipo arquidiocesano de la Infancia Misionera, que ya se extendió a un buen número de parroquias. También lo manifiestan gracias a Dios varios sacerdotes de nuestra iglesia diocesana que están misionando en lugares en los que se necesitan misioneros, así como las familias misioneras que misionan en África o en otros lugares, y grupos misioneros que salen a misionar, particularmente en los meses de verano a varias diócesis del país; pero esto no es suficiente para nosotros”.

“El Concilio Vaticano II nos enseña que la tarea misionera, la tarea de ampliar los confines de la fe es de todos los bautizados y de todas las comunidades cristianas: ‘Viviendo el Pueblo de Dios en comunidades, sobre todo diocesanas y parroquiales, en las que de algún modo se hace visible, a ellas pertenece también dar testimonio de Cristo delante de las gentes’”, recordó.

Por esta razón, el arzobispo rosarino señaló que el Papa invita a “dar relieve a la dimensión misionera en los programas pastorales y formativos, sintiendo que el propio compromiso apostólico no está completo si no contiene el propósito de ‘dar testimonio de Cristo ante las naciones’, ante todos los pueblos. La misionariedad no es sólo una dimensión programática en la vida cristiana, sino también una dimensión paradigmática que afecta a todos los aspectos de la vida cristiana”.

Por último, monseñor Mollaghan indicó que “éste será también uno de los temas de la próxima Asamblea Arquidiocesana del 14 de octubre, ya que debe involucrarnos a todos. Y también, en este mes de octubre, debemos unirnos especialmente a este llamado, y rezar juntos por todos los misioneros, pensando de qué modo nosotros también nos adherimos a la misión, ya sea en nuestra parroquia, en la arquidiócesis o en otros lugares, y cómo podemos ayudar con nuestro aporte personal en la próxima colecta imperada para las misiones que se envía a la Santa Sede para este fin, para que otros puedan ser enviados y continuar la obra misionera en el mundo”.+