Oruro

Misioneras Cruzadas de la Iglesia piden aporte para bazar

Las religiosas que son parte de la Congregación Misioneras Cruzadas de la Iglesia (MCI) esperan la cooperación de la población que como todos los años ayuda con la donación de algunos artículos para la preparación del bazar que efectúan el 1 y 2 de noviembre, fecha en la que se recuerda la fiesta de Todos los Santos y que es instalada en la parte externa de la administración del Cementerio General.

La responsable de la comunidad, religiosa Carmen Morales Caballero, informó que preparan el bazar para brindar una mejor Navidad a los comensales que a diario acogen en su comedor popular que los atienden en la calle Soria Galvarro entre Sucre y Murguía.

Rogamos al pueblo de Oruro, que es muy colaborador, la donación de ropa, peluches, juguetes para los niños y alimentos, porque todo lo que llega es bien recibido, manifestó.

En la época navideña las religiosas de la Congregación Misioneras Cruzadas, hacen entrega de ropa que en muchas ocasiones es acondicionada por las religiosas además de la entrega de juguetes a los comensales que diariamente asisten al comedor popular junto a sus hijos.

“A la vez se pide ayuda con el aporte de medicamentos que son empleados en el consultorio que funciona en sus dependencias donde las personas pueden recibir un tratamiento adecuado”, manifestó.

En el comedor actualmente se atienden entre 100 a 130 personas; muchos comensales se trasladaron a sus comunidades por ser la época de siembra.

Además del comedor cuentan en la congregación con un consultorio médico dental y medicina general, en el dispensario Madre Nazaria Ignacia, se atiende a partir de las 14:30 hasta 18:00 horas, aunque la atención de emergencia se efectúa a cualquier momento.

“Por la tarde estamos siempre ocupadas con los pacientes que asciende diariamente entre 11 a 40 pacientes que cuando escuchan que se les dará vitaminas llenan el consultorio”, explicó la religiosa.

Informó que reciben aporte de alumnos de los colegios Alemán, Ignacio León, Simón Bolívar y otros que donan ropa, juguetes y vituallas que son divididos para todos los comensales y personas pobres que acuden a buscar la colaboración de las religiosas.

Recordó que la población orureña es generosa por lo que esperan sus donaciones, pero pidió que las prendas de vestir estén en buen estado para evitar desecharlas y evitar los remiendos.