Tarija

Miles de peregrinos, caminaron al Santuario de la Virgen de Chaguaya

Movidos por la fe, niños, jóvenes y personas adultas se trasladaron el día 22 de agosto  en masiva peregrinación al Santuario de la Virgen de Chaguaya para pedir por salud y progreso en sus hogares.
 
Esta costumbre que crece año tras año, conglomeró la fría tarde de ayer a miles de feligreses en el puente Peregrino de nuestra capital para emprender una caminata rumbo al santuario de Chaguaya, como símbolo de fe que enarbola la creencia de la gente que vive en Tarija o de la que viene del interior y del exterior del país para participar de dicha festividad religiosa.
 
No se tiene una dato preciso de cuantas personas visitan la comunidad de Chaguaya del Municipio de Padcaya en estas fechas, pero si se conoce que la fe por la “Mamita de Chaguaya” mueve a miles de feligreses, que en su mayoría piden por su propia salud o por la de sus familiares.
 
Recordemos que la peregrinación al Santuario de la Virgen de Chaguaya se realiza del 15 de agosto al 14 de septiembre, en que una larga columna de creyentes inicia su caminata desde la ciudad de Tarija, dispuestos a enfrentar el largo recorrido de sesenta kilómetros. 
CROQUIS DE LA PEREGRINACIÓN
10309523 820620287983218 643872780124669355 n
La caminata dura aproximadamente 12 horas por una ruta que atraviesa zonas que se tornan a veces de climas secos y fríos. Otro gran número de fieles llega a Chaguaya en vehículos, tanto públicos como privados, ambos movidos por la fe católica.
Según reza la tradición, el viernes 26 de agosto de cada año es el día elegido por la mayoría de los fieles para iniciar la gran caminata desde la capital hasta el Santuario de Chaguaya.

APOYO EDIL 

La Oficial Mayor de Cultura del Municipio de Tarija y la provincia Cercado, Cira Flores, a tiempo de despedir a los peregrinos, pidió a los mismos cumplir la promesa a la Virgen de Chaguaya con fe y con un sentimiento de arrepentimiento de las cosas malas que hicieron.
“Varios jóvenes, niños y personas adultas se trasladan en peregrinación al Santuario de Chaguaya. El Gobierno Municipal está colaborando en lo que es la seguridad con la Policía Municipal y con la Intendencia en el cuidado de los alimentos y en las diferentes estaciones con ayuda voluntaria”, informó.

Asimismo, Flores indicó que se entregaron trípticos a los peregrinos que están yendo por primera vez y las personas que asisten año tras año. Este material contiene información de los lugares por donde la población debe caminar para no perderse en el trayecto.

La Banda de Música del Municipio fue la encargada de despedir a los peregrinos, que junto a la instalación de parlantes, animaron a los peregrinos a emprender la caminata con mucha fe y compromiso de cumplir con la “Virgencita de Chaguaya”.  
“Como municipio, estamos apoyando a las actividades y más si son religiosas porque unen a las familias”, añadió.
Flores, explicó que como es tradicional, cada año la gente se concentra las primeras horas de la tarde en la zona de García Agreda, altura del puente El Peregrino, para posteriormente cruzar el mismo y emprender la peregrinación, primeramente recibiendo la bendición de la imagen de la Virgen de Chaguaya asentada en la rotonda del barrio Busch.
Dijo que como es habitual, una característica años tras años es que para este tipo de festividad religiosa, el arribo de personas del interior y exterior del país es masivo, mismos que vienen a cumplir con su promesa, conocedores de los milagros atribuidos a la “Mamita de Chaguaya”.

PROMOCIÓN DE LA FESTIVIDAD

Recodemos que autoridades de la Gobernación de Tarija y los municipios de Cercado y Padcaya arrancaron con una intensa campaña para promocionar la festividad de la Virgen de Chaguaya, que inició el pasado el martes 14 de agosto, con una peregrinación al pie de su santuario.

“La festividad de Chaguaya arranco este 14  de agosto con la caminata tradicional a la que todos están invitados a participar junto a las autoridades, simbolizando así el inicio del peregrinar de los pueblos”, señalaba el alcalde de Padcaya, José Gutiérrez.

El pasado 14 de agosto, miles de peregrinos partieron de Tarija hasta el santuario de Chaguaya – Padcaya, recorriendo unos 70 kilómetros a pie pidiendo bendiciones a esta virgen milagrosa.

Por su parte, el responsable de turismo del municipio de Cercado, Mariano Gutiérrez, aseguró que se busca resaltar, rescatar y mejorar estas actividades que atraen a miles de visitantes al departamento, por lo que se comprometieron a realizar todas las gestiones necesarias para poder prestar un servicio de mejor calidad a todos los visitantes.

A su turno, el Canciller de la Diócesis de Tarija, Reverendo Padre, Diego Luis España, invitó a la población a unirse en esos actos de fe cristiana y devoción para superar dificultades.

PEREGRINACION AL SANTUARIO DE CHAGUAYA

La Peregrinación

A partir del 15 de agosto, un verdadero enjambre humano que se manifiesta en una interminable columna de creyentes, donde inician la caminata desde la ciudad, pertrechados sus integrantes, con una mochila o un bolso a la espalda, tomando las previsiones para la caminata. Algunos llevan frazada, ojotas o calzados, etc. dispuestos a enfrentar el largo y agotador recorrido. 60 Km. Caminando toda la noche para acercar su esperanza y su promesa hasta el santuario que cobija a la pequeña y dulce imagen. Esta caminata o peregrinación se realiza normalmente en su gran mayoría por la noche, para aprovechar la frescura del tiempo y otras cosas más, donde las linternas abundan y resaltan con su resplandor; aunque algunos, pero muy poco, le realizan esta peregrinación por el día.

La partida se lo realiza a partir de las cuatro de la tarde hasta las siete de la noche, para llegar al otro día en un buen horario a Chaguaya el cual también permita retornar el mismo día.

El primer contacto entre los grupos promesantes, que harán el trayecto a pie, se origina en la calles de la ciudad de Tarija. Algunos antes de iniciar esta peregrinación se confiesan y se hacen bendecir en el templo de la catedral y otros el sacramento de la confesión le realizan en el santuario; y así emprenden la caminata, cruzando el río Guadalquivir por el puente del peregrino, siguiendo por los viejos callejones que los conduce hasta los campos de la tablada. Luego toman la recta que los dirige hacia la represa de San Jacinto, hasta cierto punto para tomar una decisión ante dos opciones para ir hasta cierto punto, ya sea, si se va recto se cruza por el puente de la represa y si se desvía por la parte derecha, se tiene que cruzar en chalanas en un angosto de la represa; pero estas dos opciones se unen en un mismo punto que es “Tolomosa”.

Así se llega al primer lugar de descanso, en el cual donde existen puestos de venta de comidas, cafés y refrescos. Después de descansar y alimentarse un poco; se continúa el camino hasta llegar a “Pampa Redonda”, lugar apropiado para tomarse otro pequeño descanso. Pero el camino continua y se llega a otro lugar denominado, “El Tunal”, para recobrar un poco de energías, porque a estas alturas el cansancio se hace sentir. Luego continuando, se entra por la quebrada de Barbascuyo y de aquí en adelante el camino es sumamente accidentado y así saliendo por el “Desemboque”.

Posteriormente se cruza un pequeño río por saltarinas, para llegar a Juntas. A estas alturas las fuerzas físicas se sienten agotadas y para lo peor es donde a varios se salen ampollas en los pies. Pero esta peregrinación continúa a pesar del cansancio, porque ya se tiene las ansias de llegar, ya esta más cerca, en el cual se pasa así por el Mollar y luego por la Piedra Grande, desde donde ya se ve la luz de la cruz grande y de las torres del santuario y esto es un signo que los anima, los renueva las fuerzas, los llena el corazón de alegría. Desde este mismo lugar algunos peregrinos promesantes, se sacan las abarcas y van caminando descalzos hasta el santuario y también desde las escalinatas del santuario e incluso otros desde la puesta del templo hasta el altar donde esta la imagen de la virgen de Chaguaya. Y así, se llega hasta los pies de la mamita de chaguaya, después de caminar sesenta kilómetros toda una noche, algunos desde 12 hasta 15 horas, para postrarse ante ella, para pedirle perdón, protección y bendición.

Ante esta peregrinación, las otras personas que no pueden ir caminando por varias razones, de edad, enfermedad, etc. a pesar de todo esto llegan a Chaguaya utilizando cualquier otro medio de transporte.

Los peregrinos Ante la Eucaristía y la procesión

Después de tener una larga caminata durante toda una noche desde once, doce e incluso algunos hasta 15 horas de caminata. Todos conforme llegan los peregrinos tanto los que vienen caminando, como los que vienen en movilidad; se preparan para participar en una de las eucaristías que se celebran en el santuario.

En los días de semana normalmente se celebra cuatro Eucaristias. Los fines de semana donde es la mayor peregrinación, se celebra eucaritías a partir desde las cinco de la mañana; cada dos horas una tras otra. Los peregrinos mientras participan en la eucaristía, también aprovechan el tiempo para hacer fila en los confesionarios, para participar del sacramento de la confesión. Una vez terminada cada eucaristía, los participantes acompañan a la virgencita en la procesión.

La procesión consiste, en llevar a la virgen en andas, los que lleva son los mismos fieles, caminando hacia el patio externo del templo, dando una vuelta a sus alrededor; en el cual los fieles peregrinos le acompañan en este breve recorrido con rezos y cantando cánticos de alabanza.

La Pisada con Virgen

Una vez haber participado del sacramento de la confesión y de la eucaristía y la procesión de haber acompañado a la virgen y recibiendo la bendición con la aspersión con el agua, el peregrino para llegar a tan culminante acto de fe cristiana, se dirigen a permanecer en las largas filas, para realizar el rito de la “pisada”.

Este rito de la pisada, se dice que es único en el mundo, porque no se conoce otro hecho similar a este. “Este rito nace como testimonio de fe cristiana, porque es la más sublime consagración de fe cristiana que profesan los devotos. La pisada es un contacto muy particular entre la imagen y el peregrino;…”. (Fierro 1991:61)

No se conoce con exactitud, la fecha cuando empieza esta singular costumbre; sin embargo se cree que data alrededor de los años 1780, año en que llega la réplica a Chaguaya a efecto de apoyar el oficio religioso, particularmente a lo que se refiere a las procesiones que se realizan después de cada misa dedicada a la santísima virgen. (FIERRO 1991: 57).

Se realiza de la siguiente forma, el peregrino se Postra de rodillas en un reclinatorio, donde una persona delegada esta con la imagen de la virgen sosteniendo en sus brazos, para luego asentar suavemente la base de la imagen de la virgen, sobre la cabeza del peregrino, por unos cuantos segundo, el cual antes de arrodillarse se persigna y después para levantarse. Este rito, es visto como un acto de intimidad, de cercanía, de protección y de purificación.

Encender velas

Normalmente después de participar de este rito de la “pisada”, se pasa a un segundo plano, al rito de prender velas. Este se hace en la galería derecha del atrio del templo; en el cual después de prender las velas, se implora, a la mamita de Chaguaya, pidiendo Protección (Salud) y Bendición para que no les falte el pan de cada día. También donde se hace un compromiso ante la virgen un promesa para el siguiente año venidero.

Camino al calvario

María acompaño a su hijo Jesús en el camino del calvario, hoy ella sigue acompañándonos a nosotros en los momentos de dolor y sufrimiento. Es así que te invitamos a recorrer el camino del calvario llevando en las manos un rosario, para rezar en el trayecto y depositar en él, nuestros sufrimientos y necesidades e implorar a Dios por intercesión de la virgencita de Chaguaya, que nos conceda su protección dándonos vida y salud.