Cochabamba

Mensaje del Arzobispo de Cochabamba a las Madres Bolivianas

Este año para el Día de la Madre, yo deseo elevar mi espíritu a Dios,  para agradecerle profundamente por el Don de la Mamá, esa mujer que nos da la vida, ese corazón que nos alimenta con el cariño y esa maestra que nos conduce a Dios con la fe.

Quisiera queridas mamás desearles a ustedes, un feliz día, a las mamás que tienen la gracia y el peso de acompañar a sus hijos todos los días, a las mamás que dedican mucho tiempo al trabajo obligadas por la necesidad, a las mamás que están en el comercio, que viajan, a las mamás que están lejos de sus hijos, a las mamás que sufren, que están en la cárcel, a las mamás que pierden su hogar, a todas las mamás quisiera llegar, sobre todo a las que tiene la misión de educar, a las maestras, a las enfermeras que tienen la fuerza de levantar el espíritu. A todas las mamás las felicidades más grandes.

Decirles queridas mamás sientan de parte nuestra, de parte de sus hijos este día, el cariño más lindo, la gratitud y reciban también de parte de Dios la bendición y de parte de la Virgen una guía y un sustento para su camino. Que tengan esta guía de felicidad y que sea toda la sociedad y nuestro pueblo que les acompañe a ustedes y les reconozca y les quiera porque son Mamás.

Mons. Tito Solari
ARZOBISPO DE COCHABAMBA