Internacional

Mensaje de la Asamblea Plenaria del Episcopado Chileno

Su preocupación por “el hoy y el mañana de nuestra Patria” expresaron los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile en su mensaje conclusivo de la 105ª Asamblea Plenaria, que concluye este viernes en Punta de Tralca.

Temas de la vida nacional que preocupan a los pastores

En su mensaje, los pastores invitan a todos los creyentes a orar “por la paz y la justicia, el entendimiento y la colaboración entre los pueblos, así como por las futuras autoridades que el país elegirá, también por aquellos temas que en la hora actual de Chile preocupan a todos y especialmente, a nosotros como pastores: el salario mínimo, los conflictos laborales y la educación. Temas como la familia y el respeto por la vida”.

Al mismo tiempo, los obispos expresaron su alegría por la actitud de fe y simpatía con que el Santo Padre Francisco ha sido acogido por todos. “Oremos siempre con gran cariño por el Papa y su misión. Esperamos con ilusión la visita que Él pueda realizar a nuestra Patria para que nos confirme en la fe y nos anime en la comunión, la equidad y la paz social”, señalan los pastores.

Gratitud a los sacerdotes

Tras reunirse en esta asamblea con presbíteros venidos de gran parte del país, los obispos expresaron su “gratitud a todos los sacerdotes por su abnegado servicio al pueblo, compartiendo su vida, sus necesidades y esperanzas. Como obispos deseamos caminar con ellos fraternalmente en la tarea evangelizadora, especialmente en este tiempo de misión. Queremos como discípulos de Cristo, alcanzar la conversión personal y pastoral de todos”.

Misa de clausura de la 105ª Asamblea Plenaria

En la Eucaristía de cierre, el arzobispo de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati, destacó en su homilía que durante la semana que estuvieron reunidos en Punta de Tralca, “hemos podido compartir el gozo y la esperanza que brota de esta celebración y que inunda e ilumina la vida de nuestra Iglesia y la de nuestro país”. Además, señaló que como apóstoles, se sienten dichosos de anunciar el nombre de Jesús resucitado, aún en medio de las dificultades que enfrenta la Iglesia, no sólo hoy, sino a lo largo de su historia.

Por otra parte, monseñor Ezzati explicó que durante la asamblea también habían podido destacar el testimonio de dos Papas “que han sido particularmente actores de la Iglesia”. “La actitud sincera y valiente de Benedicto y la actitud profética, manifestada en gestos y palabras, de Francisco, también han tocado nuestra experiencia como pastores”.

Otro de los aspectos destacados, fueron el significado de la misión que la Iglesia tiene en Chile, además de la pregunta por la urgencia de la evangelización que es, justamente, qué quiere decir ésta para las personas.

Tema fundamental de la Asamblea: la vida de los sacerdotes

El arzobispo de Santiago también conversó con la prensa respecto de los temas conversados durante la 105ª Asamblea Plenaria. Destacando que estas instancias se han vuelto “una expresión de comunión, de participación, de afecto colegial”, agregó que el tema fundamental fue la vida del sacerdote. “No hemos sido los obispos que hemos reflexionado sobre la vida de los sacerdotes, sino que ha sido un diálogo entre sacerdotes que han venido de varias diócesis con los obispos, para mirar el don de la gracia de nuestro ministerio sacerdotal”.

Otro de los puntos conversados fue la visita de Mons. Claudio Maria Celli, Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, con quien reflexionaron sobre la experiencia de la comunicación. “Por supuesto los medios son importantes, pero mucho más importante es entrar en esta cultura de la comunicación que es nueva, también porque han cambiado los instrumentos, pero que es nueva en cuanto a un fenómeno de carácter cultural y humano”.

En cuanto a los jóvenes que participarán en la JMJ Rio 2013, monseñor Ezzati afirmó que “los jóvenes que van a Rio están entusiasmados para encontrarse con él (papa Francisco), pero el mensaje es que no se van a encontrar con el Papa. Sí, se encontrarán con él, pero lo que el Papa quiere es que cada joven se encuentre con Jesucristo, el Salvador, aquel que tiene palabras de vida eterna, es solamente Jesús”.

Sobre la postura de los candidatos presidenciales que apoyan el aborto terapéutico, el presidente de la Conferencia Episcopal señaló que “siempre hemos estado por la vida, y creemos que la vida es un don que no depende de nadie más, es un regalo que Dios le hace a la persona y solamente Dios dispone de esa vida cuando los acontecimientos lleven a la conclusión de esa vida. Nadie, ni el Estado, puede intervenir para romper ese derecho fundamental de la persona”.

Finalmente, Mons. Ricardo Ezzati se refirió a la fundación para la prevención de abusos sexuales contra menores de edad anunciada por la Iglesia de Santiago. En este sentido, aclaró que desde que la Pía Unión del Sagrado Corazón decidió disolverse civilmente, se reflexionó sobre los bienes que volverían a la Iglesia y se determinó que no querían tener ni un peso de eso. “Hicimos un discernimiento el año pasado y sobre todo al inicio de este año cuando desde la Contraloría nos dijeron que nos darían una respuesta. Ya habíamos decidido que esos bienes iban a estar destinados a la prevención y acompañamiento de víctimas de abusos. Esa es la decisión del obispo y de todos aquellos que me han acompañado en este discernimiento”.