Destacadas Pando

Los que construyen confrontación quieren pintarse la fachada para no hacer ver sus intereses: Mons. Eugenio Coter

Para los escribas y fariseos Jesús no estaba en la lógica sagrada de Dios, porque comía con pecadores

 

La lógica de Dios no es lógica humana, la lógica de Dios es la lógica del amor

 

Celebramos la vida porque Dios es el Dios que nos hace vivir, es el Dios de la vida

 

Cuando nos perdemos en el mal acabamos al servicio de alguien que supuestamente era nuestra felicidad

 

Cuidado con ciertas liberaciones que te meten al servicio, no para hacer cosas buenas

 

Nos alejamos de Dios por nuestra estupidez, nuestro orgullo y acabamos cuidando cerdos

 

Muchas veces aparentamos fachadas pulcras, perfectas, sin pecado pero incapaces de entender la lógica del amor

 

Pidamos a Dios que entendamos y tengamos el coraje de meternos en la lógica del amor.

 

 
Homilía de Mons. Eugenio Coter
Obispo de Pando
Presidente de la Comisión de Comunicación CEB
Septiembre 11 de 2022

 

Link para ver la Santa Misa presidida por Mons. Eugenio Coter

Para los escribas y fariseos Jesús no estaba en la lógica sagrada de Dios por que comía con pecadores

Lo que hemos leído es el evangelio de Lucas capítulo 15, son las 3 parábolas de la misericordia, así se llaman y nacen del hecho que Jesús escucha a fariseos y escribas los que representan la religiosidad oficial de su tiempo que están consternados por que el hombre recibe a los pecadores y come con ellos.

Para ellos esta es la señal que Jesús no estaba en la lógica de Dios, porque Dios es sagrado y lo sagrado no puede ser contaminado de lo que es malo. Entonces ellos buscaban tener separados los que hacían el mal y no entrar en relación con ellos y cuando hasta solo iban al mercado a comprar, volvían a la casa y se lavaban, se purificaban se cambiaban por no contaminarse.

Jesús presenta la imagen de un Dios que va al encuentro con la persona más pequeña

La idea de fondo es que la presencia de Dios puede ser contaminada por el mal. Nos preguntamos ¿es más fuerte el mal? o ¿es más fuerte Dios? Sencilla la respuesta, Dios es más fuerte, entonces porque el mal contamina lo sagrado y lo sagrado no santifica al mal, no lo purifica. De hecho, frente a esta imagen de un Dios que pide la separación de buenos y malos, Jesús presenta la imagen de un Dios que va al encuentro con la persona más pequeña, que experimenta su fragilidad, que se siente incoherente e insuficiente frente a Dios, y en esta experiencia de encuentro vivido en la conciencia que necesitamos de alguien que nos haga sentir amados más encima de nuestras fragilidades y pecados es la experiencia que nos salva, que nos libera de verdad del mal, es lo que sentimos y experimentamos y la lógica de Dios no es una lógica racional.

La lógica de Dios no es lógica humana, la lógica de Dios es la lógica del amor

Un hombre que pierde una oveja, Jesús lo pone como algo de normal no deja acaso las 99 en el campo y ¿va a buscar la que se ha perdido? No señor no lo hace nunca porque deja las 99 allá donde hay tigre, hay oso, hay lobos, ¿le parece lógico dejar 99 al descampado? al desabrigo de los animales, de los bosques de la Selva y peor de los ladrones que nunca han faltado, para ir a buscar una que se ha perdido. Así que cuando vuelva se dará cuenta que se han perdido otras veinte. No es lógico pero la lógica de Dios no es lógica humana, la lógica de Dios es la lógica del amor.

La lógica de Dios es que el que se ha perdido necesita un encuentro de amor, de salvación

Cuando un papá y una mamá tienen varios hijos y ciertamente los aman a todos, pero si hay uno que se porta mal, si hay uno que anda malcriado, que anda haciendo daños a los demás, papás y mamás, a este hijo lo piensan y están preocupados si lo tienen mirar y buscan de hacerle entender de cuidarlo, tiene un lugar hasta de sufrimiento mayor en el corazón de sus padres. Esta es la lógica de Dios que el que se ha perdido necesita de este encuentro de amor, de salvación, así actúa Dios y la mujer que ha perdido una dracma, la dracma era el dinero de un día de trabajo y cuando lo encuentra llama a las amigas para hacer fiesta y cuanto gasto cuanto cuesta la fiesta sumemos, con 100 pesos el máximo que podamos gastar en un día, no hacemos fiesta,

Celebramos la vida porque Dios es el Dios que nos hace vivir, es el Dios de la vida

Entonces no es lógico que, encontrado la dracma, el dinero de un día perdido, llamas a hacer fiesta y se gasta mucho más pero es la lógica distinta, hacer fiesta es celebrar la vida, y es celebrarla más allá de la cuenta de la moneda, celebramos la vida por que Dios es el Dios que nos hace vivir y es el Dios de la vida.

Cuando nos perdemos en el mal acabamos al servicio de alguien que supuestamente era nuestra felicidad

En fin esta parábola linda, no entramos en todos los detalles, pero ciertamente Jesús nos da la imagen que escribas y fariseos pueden ser como el hijo mayor ciertamente los pecadores que van a buscar a Jesús creo que podamos encontrarnos todos en esta figura somos hijo menor que nos parece que alejarnos de Dios nos da mayor libertad, alejarnos de Dios nos permite ser más persona, hacer lo que me da gusto, hacer lo que quiero hacer yo en la vida ¿porque tiene que ser Dios que mande en vida? Entonces este hijo menor se aleja, malgasta todo, aquí sutilmente cuando el hijo mayor reclama este hijo que ha gastado todo sus bienes con mujeres, la traducción es arreglada, lo dice expresamente el texto con prostitutas, abiertamente, porque es un hijo que se ha perdido y cuando nos perdemos en el mal acabamos siempre como este hijo menor al servicio de alguien, de alguien que supuestamente era nuestra felicidad, de alguien que nos hacía libres, cuantas veces la historia nos hace sonreír de eso.

Cuidado con ciertas liberaciones que te meten al servicio no para hacer cosas buenas

Yo recuerdo solo un detalle, al tiempo del estado del Vaticano, no lo voy ciertamente a añorar, los campesinos que trabajaban la “tierra que era del Papa”, pero si era del papa jurídicamente una tercera parte de su cosecha la tenían que entregar a la Iglesia. Llegaron los piamonteses a liberarlos y tuvieron que entregar la mitad de sus cosechas, los habían librado, ciertas liberaciones te meten al servicio y al servicio no para hacer cosas buenas, a cuidar cerdos. Para un hebreo cuidar cerdos era un insulto, porque el cerdo era la expresión de la maldad, del pecado, de lo sucio de la vida.

Nos alejamos de Dios por nuestra estupidez, nuestro orgullo y acabamos cuidando cerdos

Cuando pensamos liberarnos y nos alejamos de Dios y le decimos a Dios que ya no estás en mi vida, para mi estás muerto, esto es solamente el hijo menor, acabamos cuidando cerdos, acabamos al servicio de alguien que nos hace cuidar cerdos, aprovechando nuestra, permitan la palabra, estupidez, por nuestro orgullo de querer afianzarnos en la vida y afianzarnos de Dios por eso.

Sentirse amado por el Padre te enseña a amar a los demás

Y los testigos y fariseos representan  este hijo mayor que si no ha infringido ninguna regla pero no ha entendido el amor del Padre y se ha vuelto incapaz de amar a los demás, interesante, dos palabras recorren y se cruzan en este discurso del hijo mayor, nunca, nunca, nunca me has dado un cabrito, yo nunca he desobedecido tus órdenes y se cruza esto con este hijo tuyo, no dice mi hermano, no reconoce esta relación de amor con él ¿Por qué? Por que tampoco el ha entendido, no ha entendido que se sentirse amado de este Padre te enseña a amar a los demás.

Muchas veces aparentamos fachadas pulcras, perfectas, sin pecado pero incapaces de entender la lógica del amor

Es la tristeza de estas relaciones que se achican en egoísmos, en intereses, muchas veces hay los que tienen el coraje de decirlo abiertamente, como el hijo mayor que aparentan una fachada pulcra, limpia, perfecta, sin pecado, pero en la realidad están de igual incapaces de entender la lógica del amor.

Los que construyen confrontación quieren pintarse la fachada para no hacer ver sus intereses

Muchas veces falta lo que vemos todos los días de sufrimiento de pequeños, de situaciones familiares, de situación de varios, de situación de ciudad o de país, tenemos que constatar que muchas veces hay todo un juego de confrontación de los que construyen la confrontación a veces salvando queriendo darse una pintada en la fachada para no hacer ver sus intereses, pero la realidad construye confrontación, construye alejamiento porque en esta situación logra tener alguien al servicio cuidando puercos, de verdad que la lógica del Evangelio nos pide estar en los desafíos de todos los días de otra manera.

Pidamos a Dios que entendamos y tengamos el coraje de meternos en la lógica del amor.

Pidamos a Dios que en este camino de discípulos que Lucas están pintándonos domingo tras domingo entendamos la lógica del amor y tengamos el coraje de meternos en esta lógica del amor y buscar cambiar las relaciones con este padre y con nuestros hermanos.