Santa Cruz

Los bolivianos expresan su emoción tras ver al pontífice

Una comitiva de bolivianos estaba entre los peregrinos que llegaron para poder ver pasar al papa Francisco a lo lejos. “Estamos muy emocionados porque era un sueño poder ver al papa en persona”, dice Mariana, que lo contempló a su paso por la catedral de San Sebastián en el papamóvil.

Para el voluntario de la JMJ Agustin Barjas, no fue posible asistir porque su trabajo consistía en estar en las capacitaciones de catequesis en las iglesias que se le asignaron.

Otra boliviana que miró el paso del papa por televisión fue María Cristina Terceros, la única compatriota asignada a un grupo de 60 traductores oficiales de la JMJ. “No es tanto ver al papa, es trabajar por mi iglesia, mostrar el rostro lindo de la fe al joven que se encuentra desanimado, perdido, sin rumbo”, dice Terceros. El voluntariado para esta joven no es un trabajo sino un servicio íntegro por todas las bendiciones que recibe. Sus tareas asignadas consisten en traducciones de documentos para la prensa en idiomas como el portugués, inglés, alemán e italiano.