Santa Cruz

Cae un sacerdote por robo de joyas en Copacabana

El sacerdote Jesús Cortez fue aprehendido ayer en La Paz, después de haber prestado sus declaraciones informativas ante la comisión de fiscales que investiga el robo de las joyas de la Virgen de Copacabana, ocurrido el 22 de abril.

 El Ministerio Público estableció varias contradicciones en la declaración del religioso, que había llegado al templo  siete días antes de que ocurriera el delito. “Se ha determinado la aprehensión del mismo para que sea remitido ante el juez cautelar de turno. La comisión lo ha imputado formalmente en la localidad de Copacabana. Hay muchas contradicciones en las declaraciones de los sacerdotes que viven en el santuario con la declaración de él (Cortez), que llegó al santuario en esos días”, manifestó el fiscal Luis Ferrufino ayer en La Paz.

Entre las dudas testimoniales, Cortez dijo que celebró una oración con los seminaristas ese día, pero estos no lo recuerdan. Además, no pudo responder algunas preguntas que hizo la comisión de investigadores.

Cuatro días después del robo, el Ministerio Público ordenó la aprehensión de seis personas. Entre ellos estaban tres sacerdotes y el sacristán que se hacían cargo del templo, además del policía de turno y un portero, a quienes la justicia ordenó medidas sustitutivas.

Caso

El 1 de mayo, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) apresó a Luz Mery Vargas, propietaria de un hostal contiguo a la Iglesia, y la justicia dispuso la detención preventiva por tener indicios de sus vínculos con el robo de las joyas valuadas entre $us 2 y 5 millones, según los vecinos de Copacabana.

Por su parte, Reynaldo Tito, vicepresidente del Comité Cívico de Copacabana, que sigue el caso junto a otros vecinos de esa localidad distante  156 kilómetros de La Paz, declaró que la población afectada tiene varias sospechas, como que algunos sacerdotes y el propio policía de guardia fueron “dopados” el día del robo. El hecho, sin embargo, no fue corroborado por los fiscales que llamarán a declarar a otros religiosos