Pando

La Virgen del Carmen de romería por las familias riberalteñas durante este mes de Julio

MONSEÑOR EUGENIO COTER, EN PANDO: “LA RELIGIOSIDAD POPULAR ES UN ESPACIO DE SENCILLEZ Y DE SINCERIDAD EN LA FE QUE HAY QUE ACOMPAÑAR PARA QUE NO SE DEGENERE”.

Las noches Riberalteñas, durante el mes de Julio, mes de la Virgen del Carmen, se caracterizan por las tradicionales “Romerías”; éstas han pasado a ser parte de la cotidianidad y expresión de la fe cristiana de esta población norte amazónica.

Es así que desde el 1 de julio se viene desarrollando la Romería a la Virgen del Carmen en diferentes hogares de los fieles que solicitan la Imagen de Nuestra Señora. Referente al trema de la Religiosidad Popular Monseñor Eugenio Coter, Obispo de Pando, quien viene acompañando esta Romería, hizo notar que la Romería: “es un momento de compartir sencillo, pero profundo, sincero de la gente que expresa la fe, expresa también una cultura que viene desde un siglo atrás que ha marcado la vida de la gente, entonces es de verdad un momento lindo de sencillez y de sinceridad en la fe”, dijo.

Al mismo tiempo la autoridad eclesial se refirió al peligro que amenaza a estas expresiones de fe popular sobre la degeneración de las mismas, es preciso acompañar.

Continuando con su explicación Monseñor Coter señaló que si bien se corre el riesgo de degeneración y distorsión en la Religiosidad Popular, al mismo tiempo hay que dejarla que se exprese: “hay que dejarla expresar porque es una religiosidad que nace de una sinceridad del corazón, en este sentido (la Religiosidad Popular) no es filosófica racional, es espiritual y emocional, y la Iglesia Católica no tiene que tener miedo de estas expresiones”, sostuvo.
“Cuando llega un momento difícil, o cuando llega un momento feliz, uno se confronta y siente que hay una experiencia más grande que adentro de estas cosas sencillas lo sobrepasa, y esta es la experiencia de la Religiosidad Popular que alcanza el corazón de todos, sobre todo de la gente más sencilla” concluyó el Vicario de Pando.

FUENTE: DEPARTAMENTO DE EVANGELIZACIÓN RADIO SAN MIGUEL.