Internacional

La pandemia obliga a sacerdote a rociar agua bendita con pistola de juguete y desata memes

La parroquia St. Ambrose de Detroit tiene a un párroco muy creativo. A sus 70 años Tim Pelc demostró tan buen humor como ingenio. Su idea de bendecir desde una distancia prudente para evitar contagios por COVID-19 lo convirtieron en una sensación en redes.

En la Semana Santa de este año el padre Tim Pelc ganó un poco de popularidad por la forma de realizar su servicio religioso en la parroquia St. Ambrose, Detroit, pero recientemente volvió a ser viral en Twitter, Imgur y Reddit.

En los días de la Semana Mayor, el religioso demostró a los feligreses que deben acatar las órdenes de distancia social para evitar contagios por la pandemia, por eso decidió utilizar una pequeña pistola de agua de juguete para lanzar el agua bendita a las personas que aguardaban en sus autos.

Su forma de bendecir a las personas quedó grabada en las fotografías que tomó el feligrés Larry Peplin y las mismas fueron publicadas en la fanpage de la parroquia St. Ambrose. De ahí que han llegado a muchas partes del mundo, incluido el Vaticano y que ha provocado una ola de memes.

“Es una ley de Internet: una vez que una publicación o foto sobre ti se vuelve viral, debes terminar en un meme”, apuntó un seguidor de la parroquia de Tim Pelc. Fotos EDH / Imgur y Reddit

El medio BuzzFeed habló con el religioso de 70 años que ha estado al servicio de esa iglesia durante tres décadas. Según confesó, ha deseado mantenerse alejado de las redes sociales, pero es imposible porque se ha ganado el cariño y la curiosidad de la gente.

El sacerdote aclaró que la idea original era hacer algo por los niños de la parroquia. “Estaban listos para tener una Pascua diferente a cualquiera de su pasado, así que pensé, ¿qué podemos hacer para observar todos los protocolos de distanciamiento social?”, contó a BuzzFeed.

De ahí que eligió una pistola de agua verde para rociar a sus feligreses desde una distancia segura. La medida contó con la aprobación de un médico de emergencias quien avaló que era una forma segura.

“Dijo: ‘No solo es seguro, es divertido”, agregó Pelc. El médico le proporcionó todas las cosas de protección personal que necesitaba. “El sol había salido. Tuvimos una buena participación. Era una forma de continuar una antigua costumbre, y la gente parecía disfrutarla”, recordó.

Además le sorprende la rapidez con que su forma de bendecir se convirtió en noticia, pero mucho de eso se debe a que “la gente estaba de humor para algo así”.
La administradora de la fanpage de la parroquia, Christine Busque, reveló que las fotos provocaron una respuesta abrumadoramente positiva y la gente apreció el talento creativo del padre.

“No me opongo a esto, toda esta idea de combatir el mal es buena”, reconoció el septuagenario y comparó que la muerte como Jesús, él también no quiso quedarse de brazos cruzados frente al mal (o coronavirus). “Cuando Jesús muere, no se queda sin hacer nada. Se va al infierno y patea las puertas. Realmente lucha con el mal. Todos queremos creer que el diablo no es la fuerza más poderosa en la tierra y tampoco lo es COVID-19”, ejemplificó.

Mientras su iglesia no abra las puertas o se levante la cuarentena en la ciudad, Pelc seguirá interviniendo desde grabaciones pregrabadas o en vivo.

Fuente: www.elsalvador.com