Internacional

La Panamazonía supera los 40.000 fallecidos por Covid-19

La pandemia del Covid-19 se está convirtiendo en un foco de muerte y desolación en muchos lugares del mundo. Uno de ellos es la Panamazonía, una región que a lo largo de la historia ha sido golpeada por diferentes pandemias, siempre provenientes del exterior. Los números del Covid-19 son aterradores, como se muestra en el último informe de la Red Eclesial Panamazónica – REPAM, con fecha de 11 de enero de 2021.

Según las cifras recogidas por la REPAM, ya hay 1.715.410 personas infectadas en la Panamazonía y 40.320 fallecidos. Aunque las cifras son altas, se sospecha que hay un gran subregistro. En la región de la Amazonía todavía no se está aplicando la vacuna, lo que aumenta el riesgo en una población, especialmente los pueblos originarios, con baja inmunidad a las enfermedades procedentes del exterior. Junto con esto, el sistema de salud de la región es altamente precario, lo que requiere una mayor atención de los diferentes estados, que en la mayoría de los casos no se está dando.

En el caso del Regional Norte 1 de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, el más afectado por la enfermedad en toda la Panamazonía, el número de personas infectadas es de 258.768 y ya hay 6.230 muertos, en una población que no llega a los 5 millones de personas. Manaos es la circunscripción eclesiástica con el mayor número de personas contagiadas y fallecidas, con 104.405 infectados y 3.919 fallecidos, según las cifras oficiales. Estas cifras han aumentado exponencialmente desde principios de año, lo que ha llevado a la arquidiócesis de Manaos a suspender las celebraciones y reuniones hasta el próximo 22 de enero.

La urgencia de la vacuna

Ante esta realidad, la vacuna se presenta como una necesidad cada vez más urgente, más aún en la región amazónica. En este sentido, varios episcopados que forman parte de la Panamazonia se han posicionado exigiendo planos de vacunación urgentes. En su mensaje de Año Nuevo, el presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), y de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Miguel Cabrejos, afirmó que “la esperanza del acceso a la vacuna para todos es una necesidad urgente y una exigencia de todos los sectores de la sociedad”, palabras que cada día cobran mayor urgencia.

La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) también ha hablado a través de su presidencia. Monseñor Walmor Oliveira de Azevedo ha insistido en que “es urgente que exijamos rapidez a nuestros gobernantes para el inicio de la campaña de vacunación”. Ante tantas noticias falsas sobre la vacuna, el presidente del episcopado brasileño hace un llamado a no dejarse engañar, insistiendo en que “las vacunas, antes de que lleguen a la población, son ampliamente probadas por varios equipos de científicos independientes, sin compromisos ideológicos partidarios”.

Fuente: CELAM