La Paz

La Iglesia recomienda la vacunación como un acto de amor

Victor-Hugo-Valda

En el Programa “Iglesia Viva en Diálogo”,  el invitado Victor Hugo Valda, Delegado Episcopal de Salud y Director del Hospital Católico de Santa Cruz, afirma que fe y ciencia van de la mano e incentiva a vacunarse como un acto de amor para cuidar de la propia vida y la del prójimo.

En Bolivia nos encontramos en la desescalada de la tercera ola y en una etapa de vacunación, con este motivo Valda, afirma que lo primero que debemos tener presente es que no hay una guerra contra la ciencia y por el contrario, debemos recordar las palabras de san Juan Pablo II: “La fe y la razón son como dos alas en las que el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad…” (Papa San Juan Pablo II, Fides et Ratio, núm. 1).

Asimismo tener presente que es una vacuna diferente, “porque la inmunización no tiene que ver solo con tu seguridad, sino también con el otro”.

En la entrevista el Director del Hospital Católico asegura que la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 es moralmente aceptable, y está recomendada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, las asociaciones de médicos católicos en el mundo, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, las Conferencias Episcopales en particular la boliviana invita que las personas se vacunen por un tema de salud público. Y aclara que hubo un tiempo en el que se pensó ilícito porque se usaban células de fetos abortados entre el año 1960 y 1970, sin embargo a la fecha la Congregación para la Doctrina de la Fe, indica que la vacuna es lícita porque es remoto en cuanto al tiempo y el proceso.

A continuación compartimos el documento con más detalles al respecto:

https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2020/12/21/nota.html

La Iglesia recomienda la vacunación y la considera una luz de esperanza

“La vacuna no es obligatoria, pero vacunándome cuido mi vida y la del otro” señala Valda, quien a su vez da algunas recomendaciones:

  • Una vez que nos vacunamos, es bueno pensar que no lo estamos, porque no hay una eficacia del 100% y aún estará en riesgo de infección y también de acuerdo a la gravedad que puede generar al cuerpo.
  • La vacuna reduce mayores complicaciones, o la gravedad de la enfermedad evitando que se ingrese a terapia intensiva por estancias prolongadas.
  • La enfermedad puede causar complicaciones en los pulmones, el cerebro, lo riñones y otros.
  •  Vacunarse es libre, pero en función del amor.
  • No caer en la teoría de la conspiración, lo que necesitamos es sabiduría, seriedad y responsabilidad para luchar todos contra el SARS-CoV-2.

 

[Fuente: Iglesia Viva y CENACOM]